Cómo hacer un sérum facial casero para piel grasa

Cómo hacer un sérum facial casero para piel grasa

Si tienes la dermis grasa sabrás lo molesta que llega a ser, sobre todo cuando tienes problemas con los brotes, las rojeces o las zonas más sensibles. Es por eso, que te vamos a comentar cómo hacer un sérum facial casero para piel grasa.

Es muy importante encontrar el produto adecuado para que sepas cómo regular correctamente el sebo de tu rostro. En caso de no usar los productos adecuados podrías empeorar tu condición considerablemente.

En este sentido, es muy importante encontrar el sérum o la crema con los ingredientes necesarios para que puedas tenerlo de manera personalizada y así, ser consciente de que no te fallará. Pero no es tan fácil encontrarlo.

Además, si no quieres gastar grandes cantidades de dinero en comprar sérums (u otros productos) para tu cuidado facial habitual, entonces te interesará hacerlo de manera casera…

¡Porque cuidar tu rostro es algo que debes hacer cada día! Ya sea con un producto comercial o con uno casero.

La piel grasa

Las personas que tienen la dermis grasa, acaban bastante cansados de tener espinillas, puntos negros, granos dolorosos, brillos, etc. Si te maquillas, te darás cuenta de que no sirve para nada puesto que el sebo del rostro no permite que el maquillaje se fije de ninguna manera.

Lo que no todo el mundo sabe, es que aquellas personas que tienen la piel grasa, serán bendecidas con una dermis más joven durante más tiempo. Tendrán menos arrugas que las personas que tienen la piel seca.

Esto es bueno, pero también puedes controlar el sebo de tu rostro con algunos productos o sérums, incluso si lo haces tú mismo/a.

Cómo es la piel grasa

Antes de llegar a la receta del sérum, queremos que entiendas mejor qué es la piel grasa y qué significa eso. Una vez que tengas toda la información, entonces podrás comprender la receta y llevarla a cabo para usarla.

Cuando se tiene la piel grasa visiblemente es fácil de detectarse puesto que se ve el exceso de sebo en todo el rostro, sobre todo en la zona “T” (frente, nariz y barbilla).

Es mucha la grasa que hay y parece que no se va nunca (aunque te laves con agua y jabón aparece a los pocos minutos de nuevo).

Este exceso de sebo puede hacer que aparezcan brillos, granos, poros abiertos, puntos negros… Haciendo que el rostro de una persona se vuelva desagradable.

Es habitual que aparezca sobre todo en las personas que están en la etapa adolescente y a veces después, desaparece y la dermis facial se vuelve mixta y en pocos casos, seca. Pero también puede ocurrir que la dermis grasa te acompañe toda la vida.

Es importante el cuidado diario del rostro, independientemente del tipo de dermis que tengas. Aunque si tienes la piel grasa, aún es más importante que te la cuides, para que puedas tener hábitos que frenen ese exceso de sebo que tantos problemas te está ocasionando.

Te invitamos que sigas leyendo para saber más: Los 5 mejores sérums para piel mixta

El cuidado de la piel grasa

No tienes que lavar tu cara a todas horas, porque aunque parezca lo contrario, en realidad si lo haces, solo estarás potenciando la producción de sebo en tu rostro, y esto no te beneficia de ninguna manera.

Es necesario encontrar el equilibrio en los lavados para controlar la producción del sebo. Lo mejor es hacerlo dos veces al día, siendo la primera vez nada más levantarte y la otra antes de ir a la cama.

De esta manera quitarás los residuos de tu rostro. Deberás hacerlo siempre con un jabón suave y natural apto para pieles grasas.

Cómo limpiar bien tu rostro

Cuando quieras limpiar tu rostro, será importante que lo hagas correctamente y para ello, puedes seguir los siguientes pasos para conformar tu rutina de cuidado facial:

  • Limpia tu rostro con agua micelar tanto por la mañana como por la noche.
  • Usa un tónico facial que te ayude a encontrar el equilibrio del pH de tu dermis.
  • Exfolia tu cara (una o dos veces por semana)
  • Usa mascarilla facial de regulación de sebo (una vez por semana)
  • Utiliza tu sérum
  • Aplica tu crema hidratante especial para dermis grasas (por ejemplo, de aloe vera y siempre con productos naturales)
  • Si vas a salir a la calle, amplia tu protector solar

Quizá, en el último paso te hayas quedado algo impactado/a, pensando que los protectores solares son bastante grasos, pero es necesario tener una piel protegida de los rayos solares. Para ello, tendrás que comprar un protector solar que esté libre de aceites (oil free).

Si no lo sabías, ¡a qué esperas para seguir leyendo!: Cómo hacer un sérum para piel mixta casero

El sérum para ti

Cuando hablamos del sérum estamos haciendo referencia a un cosmético que tiene ingredientes altamente concentrados que, gracias a sus activos, penetran en las capas más profundas de la dermis proporcionando un cuidado mayor.

Además de tratar los signos del envejecimiento también se usa para múltiples funciones, como para equilibrar la dermis, regenerar la dermis, etc. Lo mejor, es que como son de base acuosa no aporta nada de grasa a tu piel, ¡y lo puede usar cualquier persona!

No aportará nada de grasa a un rostro, algo que no se puede decir lo mismo de las cremas cuando son oleosas. Por eso, es tan importante saber escoger bien el producto, y lo que es mejor, saber elegir bien los ingredientes que lleva el cosmético.

Beneficios

Por supuesto, el sérum tiene grandes beneficios cuando se trata de usarlo para las pieles grasas, incluso para aquellas que tienen grasa en exceso. ¿Por qué resulta beneficioso? No te pierdas los siguientes puntos:

  • Reduce y acaba con el exceso de sebo en la dermis facial
  • Es capaz de llegar a las capas más profundas de la piel
  • Cuando se usa regularmente acaba con el acné y las espinillas
  • Es capaz de aportar hidratación sin que el cutis esté más graso

Seguro que te va a gustar: Qué es y para qué sirve un sérum para piel mixta

Hacer un sérum para piel grasa casero

Si no quieres gastar demasiado dinero en los productos de belleza, no querrás comprar un sérum. O quizá quieras combinar el comercial con uno casero. En cualquier caso, es importante que sepas cómo hacerlo.

La ventaja es que sabrás exactamente cuáles son los ingredientes que lleva, puesto que lo harás con tus propias manos. La desventaja, es que no te durará mucho tiempo… cuando haces un sérum casero no lleva conservantes y puede durar una semana, o dos si lo guardas en la nevera.

Como harás una receta con ingredientes 100% naturales, no deberás temer por las reacciones alérgicas o las irritaciones, ¡tú controlas lo que pones en el frasco de tu sérum casero! Además, te saldrá más barato tanto a corto como a largo plazo.

La receta del sérum

Existe multitud de recetas para hacer un sérum facial casero para pieles grasas… Pero nosotros hemos escogido una en concreto que seguro que te gustará. Se trata de una receta que te permitirá equilibrar tu rostro y que el sebo deje de ser un problema para ti.

Además, podrás tener el rostro hidratado desde la capas más profundas y esperando a que te eches tu crema hidratante después del sérum para hidratar también las capas más superficiales. Utilizaremos entre otros, aceites vegetales.

Estos aceites no te aportarán más grasa de la que ya tienes en el rostro, más bien serán capaces de absorberse con rapidez ya que son aceites poco densos y al ser ligeros su efecto es mejor en las pieles grasas.

No te pierdas los secretos para hacer un sérum casero facial para piel grasa. Los ingredientes son totalmente naturales y podrás tener ese cutis tan soñado.

No te lo puedes perder: Los 5 mejores sérums para la piel grasa

Ingredientes

  • 1 frasco con dosificador en gotero
  • 1 cápsula de vitamina E
  • 30 ml de aceite de jojoba
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 1 hoja de aloe vera o 10 ml de gel puro de aloe vera

Cómo elaborar la receta

Para realizar esta receta tienes que preparar los ingredientes para ello:

Extrae la pulpa de la hoja de aloe vera o mide 10 ml de gel puro de aloe vera. Coloca en un bol y tritura hasta que tenga una consistencia líquida. Mezcla la sustancia del aloe vera con la Vitamina E, el aceite de jojoba y los aceites esenciales.

Agita todo muy bien en el frasco (que si es opaco mejor). ¡Ya lo tienes listo! Así de fácil puedes tener tu sérum facial casero para tu dermis grasa, ¡no tendrás que sufrir! Además sentirás gran satisfacción porque habrás hecho tu propio producto.

Ahora que ya sabes cómo hacer un sérum facial casero para piel grasa y también sabes cuáles son los pasos a seguir para tener una buena rutina de cuidado facial, ¡no tienes excusa! Puedes tener el rostro que siempre has querido y tener regulado la producción de sebo.

Deja un comentario