Cómo hacer una crema hidratante casera

Cómo hacer una crema hidratante casera

crema hidratante casera¿Te gusta la cosmética natural y prefieres elaborar tus propias recetas? Pues no te pierdas este post en el que te explicamos paso a paso cómo hacer una crema hidratante casera y lo que debe contener.

La hidratación es, sin duda, uno de los pasos más importantes de la rutina facial. Por eso, además de beber de 1,5 a 2 litros diarios de agua, también es necesario aplicar una crema hidratante y, si es natural, mejor que mejor.

Una crema elaborada a base de ingredientes naturales no sólo es buena para la piel, sino también para la salud ya que no contiene ingredientes químicos que puedan resultar tóxicos o dañar la dermis.

En este post, te explicamos cómo hacer una hidratante casera y por qué la hidratación es fundamental para el cuidado de la piel.

¿Por qué es tan importante hidratar la piel?

La piel es el órgano más grande del cuerpo y también funciona como una barrera protectora que nos protege frente a las agresiones externas.

Por eso, sea cual sea tu tipo de piel, es fundamental que la mantengas bien hidratada y más aún si quieres evitar su envejecimiento prematuro. ¿Cómo? Te lo explicamos aquí.

Hidratar la piel no sólo fortalece y restaura la barrera hidrolipídica, sino que, además, evitar la sequedad, aporta elasticidad y previene la aparición de las arrugas y la flacidez.

La deshidratación hace que la piel se debilite y pierda colágeno, una sustancia que actúa como un sostén aportando firmeza a la piel.

Cuando esa firmeza desaparece, la piel tiende a caer y es entonces cuando aparecen las temidas arrugas y líneas de expresión que marcan la piel.

¿Qué debe contener una crema hidratante natural?

remedios caseros estrias

Antes de comenzar a elaborar el producto, es muy importante que sepas cuáles son los elementos imprescindibles que no pueden faltar en tu hidratante.

Aquí tienes algunos de los más básicos.

Fase acuosa

Si quieres hacer una crema más ligera, entonces tienes que añadir una base acuosa. No es necesario que uses agua destilada.

La puedes sustituir por hidrolatos como agua de rosas, de manzanilla o de romero. También puedes usar aloe vera líquido y ácido hialurónico.

Fase oleosa

El aceite es uno de los ingredientes más valorados en cosmética. No sólo nutre e hidrata la piel en profundidad, sino que aporta beneficios antioxidantes que neutralizan la acción de los radicales libres.

Si tienes la piel grasa, puede que pienses que los aceites no son para ti, pero eso es un mito más de belleza.

Hay algunos especialmente indicados para combatir el acné que reducen la inflamación y equilibran la tez.

Emulsionantes

Los emulsionantes y las ceras se podrían considerar el ‘pegamento’ del aceite y del agua. Estos dos componentes por separado no ligan bien. Por eso necesitan los emulsionantes para juntas la fase acuosa con la oleosa.

Conservantes

Pero que sean naturales, claro. Evitan la proliferación de las bacterias y los hongos que encuentran en el agua el medio perfecto su desarrollo.

Los conservantes químicos aportan una mayor duración a la fórmula, pero es preferible usar otros de origen natural aunque el producto dure menos (de 2 a 3 meses únicamente).

También te gustará: 13 formas efectivas de hidratar tu piel de forma natural.

Cómo hacer una crema hidratante natural: Recetas

Aquí tienes algunas recetas para elaborar desde una loción hidratante más ligera para el rostro a otra más untuosa para el cuerpo, perfecta para nutrir en profundidad la piel.

Crema hidratante ligera para la cara

Ingredientes:

  • 30 gr de crema base lanette (sin parabenos ni siliconas)
  • 6 gr de manteca de karité refinada
  • 3 gr de aceite de ricino
  • 5 gr de glicerina vegetal
  • 55 gr de agua desmineralizada
  • 0,5 gr de Sharomix
  • 6 gotas de esencia aromática (puedes elegir la que más te guste. Se pueden encontrar en herbolarios)
  • 2 tarros o botes

Elaboración:

  1. Para elaborar la fase oleosa, mezcla en un recipiente la crema base lanette, el aceite de ricino y la manteca de karité y resérvala para más tarde.
  2. A continuación, echa la glicerina vegetal y el agua desmineralizada en otro recipiente para crear la fase acuosa. Después, calienta por separado y al baño maría la fase oleosa y la acuosa.
  3. Cuando alcancen los 75º mezcla ambas fases y agita mientras remueves hasta obtener una mezcla homogénea. Ahora añade el sharomix y unas gotas de esencia aromática y mezcla otra vez. Deja enfriar.
  4. Por último, con la ayuda de una paleta, envasa la hidratante natural en los tarros. Podrás usarla en los siguientes 2 o 3 meses.

Manteca corporal para piel muy seca

Ingredientes:

  • 90 gr de manteca de Karité refinada
  • 45 gr de aceite de Argán
  • 3 gotas de Vitamina E
  • 45 gr de aceite de coco
  • Esencia aromática
  • Una espátula de madera
  • Un tarro de cristal

Elaboración:

Si tienes la piel del cuerpo muy seca o deshidratada, esta manteca corporal te vendrá de perlas.

  1. Para prepararla, mezcla la manteca de karité refinada, el aceite de coco y el de argán en un recipiente. Mételo en el microondas o calienta al baño maría hasta que se disuelvan.
  2. A continuación, añade 3 gotas de vitamina E y la cantidad de esencia aromática que desees. Remueve con la espátula y enfría. Para acelerar el proceso, puedes poner hielo en un recipiente y añadir la mezcla o meterlo en el congelador procurando que no quede muy compacto ya que luego hay que batirlo.
  3. Cuando lo hayas batido hasta obtener una textura cremosa, envasa la crema en el tarro de cristal.

Crema para piel sensible

Ingredientes:

  • 5 gr de manteca de mango
  • 5 gr de cera montanov 68
  • 0,5 gr de vitamina E
  • 15 gr de aceite de aguacate
  • 65 gr de agua desmineralizada
  • 3 gr de glicerina vegetal
  • 5 gr de gel de aloe vera
  • 0,5 gr de sharomix

Elaboración:

Si tu piel es sensible y buscas el cuidado más respetuoso y menos dañino con tu piel, esta es tu mejor opción. Además, gracias al aloe vera, no sólo hidrata y calma; también regenera y aporta beneficios antiedad.

  1. En primer lugar, para hacer la fase acuosa, mezcla la glicerina vegetal, el agua desmineralizada y el gel de aloe vera; y en otro recipiente elabora la fase oleosa mezclando la manteca de mango, el aceite de aguacate y la cera montanov 68.
  2. Calienta ambas por separado a unos 80º al baño maría y, una vez hayan alcanzado esta temperatura, mezcla ambas partes, remueve mientras agitas para emulsionar mientras se enfría hasta obtener una consistencia más espesa.
  3. Cuando ya esté totalmente mezclada y fría, envasa el producto en los tarros de cristal.

Ahora que ya sabes cómo hacer una crema hidratante casera es hora de que pongas en práctica alguna de las recetas que te hemos mostrado.

Y sino, siempre puedes comprar un buen producto hidratante que sea de calidad, como los que te recomendamos aquí. Y si eres hombre, también hay una crema hidratante para ti.

También hemos probado la crema hidratante de Mercadona, aquí te contamos nuestra opinión.

Deja un comentario