Por qué utilizar un sérum antioxidante

Por qué utilizar un sérum antioxidante

Si estás pensando en cuidar la salud de tu rostro, entonces es más que probable que hayas pensado en comenzar a utilizar un sérum antioxidante. Pero, ¿por qué utilizar un sérum antioxidante?

Por el nombre de este tipo de sérum quizá pienses que sirve para que no te “oxides” y algo de eso tiene que ver. Aunque no es lo mismo, porque en realidad no nos oxidamos, tus células sí lo hacen… se envejecen pero también pueden hacerlo con más rapidez de lo normal.

Si no haces nada para evitarlo entonces es posible que tengas un envejecimiento demasiado prematuro y que te salgan líneas de expresión y arrugas antes de lo esperado. En cambio, si cuidas tu piel no tienes por qué pasar por esto.

El envejecimiento y la oxidación de las células

La oxidación ocurre siempre pero cuando el organismo es joven es capaz de vencerlo sin ayuda, pero a medida que pasan los años, esa capacidad de regeneración disminuye y es cuando, se deben comenzar a usar esos “extras” tan necesarios… pero no antes.

La única ayuda que hay que utilizar teniendo incluso la dermis joven son las cremas hidratantes para la piel seca o que lo necesite y el protector solar para cuidar la piel de cualquier persona de las consecuencias de los rayos solares.

Lo peor, es que debemos ser conscientes de que no somos el mejor ejemplo de uso adecuado de protector solar. Esto es así porque la gran mayoría de personas se le olvida ponérselo continuamente mientras está en exposición al sol.

O incluso, no utilizan el SPF adecuado, ya que siempre debe ser 50+ para que realmente pueda protegernos de los rayos ultravioleta. Además, el protector solar no solo se usa en verano, también debe aplicarse en invierno.

Por si fuera poco, las personas tampoco usan la ropa como complemento para poder protegerse del sol. Todo esto hace que la piel envejezca más rápido de lo que nos imaginamos y por eso es tan importante usar un sérum antioxidante.

Aunque por supuesto, además de utilizar el sérum antioxidante es importante ser consciente de la importancia de proteger la piel tanto con ropa como con el protector solar (sobre todo en las zonas que siempre están expuestas al sol como las manos o el rostro).

Es importante ser consciente que el sérum antioxidante no puede utilizarse en pieles jóvenes y solo se debe usar a partir de cierta edad, como por ejemplo, los 25 años o incluso después. Y usar un producto apto para tu edad. No es lo mismo usarlo a los 25 que a los 50, por ejemplo.

Si tienes menos de 25 años y tienes la piel estropeada, es mejor que consultes a tu médico para saber qué tipo de producto debes utilizar para que puedas tener un buen cuidado de la misma.

Lo importante también es que cuides tus hábitos para tener una piel saludable (no beber alcohol, no fumar, evitar la contaminación, dormir bien, mantener una alimentación equilibrada, etc.). Tu dermis refleja cuáles son tus hábitos diarios.

Con la edad el cuerpo de manera natural, también comienza a producir menos colágeno y elastina de manera natural, por eso es necesario darle una “ayuda” para que pueda producirlo. Los sérums antioxidantes son un buen recurso.

Te invitamos a que sigas leyendo: Los 5 mejores sérums hidratantes

¿Por qué un sérum antioxidante?

Cuando se envejece y las células comienzan a “oxidarse” afecta a todas las capas dérmicas, no solo a las superficiales. Los sérums, son productos cosméticos que tienen la capacidad de penetrar hasta las capas más profundas.

El sérum es un producto que tiene ingredientes concentrados y de alta calidad por lo que es capaz de penetrar fácilmente en las capas más profundas de la piel y así cuando se utiliza de manera constante, puedes obtener buenos resultados.

Lo mejor de todo, es que está pensado para utilizar de manera combinada con otros productos para potenciar así sus activos, como por ejemplo las cremas dérmicas. Se produce una sinergia entre productos que harán que los resultados sean aún mejores y en menos tiempo.

Por si fuese poco, está pensado para todo tipo de pieles porque no es un producto graso, y se absorbe rápidamente gracias a su textura ligera. Cuando el sérum es antioxidante es un producto que no te puede faltar nunca en tus cuidados diarios.

Te ayudará a regenerar tu dermis, a protegerla de los agentes externos que podrían causar daño a tu piel, también te ayudará a que tengas un cutis mucho más rejuvenecido y bien cuidado todo el tiempo.

Siempre que utilices este producto debes saber cómo hacerlo bien. Esto significa que deberás utilizarlo antes que cualquier otro cosmético y esperar a que se haya absorbido bien para poder aplicarte por ejemplo, cremas hidratantes.

Eso sí, antes de aplicarlo deberás tener el rostro bien limpio y seco, lo idea es que laves el rostro con agua y jabón, o con un tónico facial y agua micelar. Es importante que recuerdes que siempre debes usar el sérum junto con la crema hidratante, porque un producto no sustituye al otro.

Cada producto sirve para una cosa y además, si los utilizas en tus rutinas de manera conjunta conseguirás mejores resultados.

Los sérum antioxidantes pueden no ir muy bien con los rayos solares, por lo que es mejor usarlo por las noches. Aunque si también lo quieres usar durante el día, resulta aún más importante utilizar siempre el protector solar facial. Solo de esta manera tendrás el cutis bien protegido.

Seguro que te interesa: ¿El sérum puede sustituir a la crema hidratante?

Beneficios del sérum antioxidante

Para que entiendas un poco mejor cuáles son todos los beneficios de usar un sérum antioxidante y que sepas por qué debes usarlo para cuidar y proteger tu piel, entonces no pierdas detalle a los siguientes puntos:

  • Reducen y previenen los signos de envejecimiento
  • Reducen y previenen problemas dérmicos (manchas, acné, líneas de expresión y/o arrugas)
  • Junto con el protector solar evitarás quemaduras provocadas por los rayos del Sol
  • Permiten que la dermis se regenere por sí misma gracias a la producción extra de colágeno y elastina
  • Unifican el tono de la dermis regulando el color dela piel previniendo futuras manchas y trabajando en las que ya tienes.
  • Junto con el protector solar, pueden prevenir a padecer enfermedades dérmicas tan peligrosas como el cáncer de piel.

No te lo puedes perder: Los 5 mejores sérums antioxidantes

El secreto está en su fórmula

Por supuesto, el secreto de todo está en la fórmula que tienen este tipo de productos. La mayoría de los sérum antioxidantes suelen tener los mismos ingredientes, por lo que es necesario que los conozcas y que cuando te compres este producto, sepas qué es lo que te estás aplicando.

Por supuesto es necesario recordar que no todos los antioxidantes ayudan de la misma manera, pero los que te vamos a nombrar más abajo son los que más se utilizan en las fórmulas. No pierdas detalle:

  • Vitamina C. Un ingrediente altamente antioxidante y ayuda a producir colágeno de manera natural. Disminuye las manchas dérmicas y rejuvenece el rostro.
  • Vitamina E. También es un gran antioxidante y ayuda a regenerar las dermis con problemas. Además aporta hidratación a la piel y es un antiinflamatorio. Protege la piel y ayuda a evitar el envejecimiento prematuro.
  • Retinol. Retrasa los signos del envejecimiento dérmico de manera natural. También ayuda a producir colágeno y disminuye las líneas de expresión y las arrugas. Equilibra el tono de la piel y protege a la dermis de los factores externos dañinos.
  • Vitamina A. Actúa de forma parecida al retinol porque éste es derivado de esta vitamina. Es ideal para las dermis más secas aunque en las mixtas también va estupendamente.
  • Coenzima Q10. Se conoce también como ubiquinona. Está en el organismo de manera natural pero con el paso del tiempo los niveles disminuyen. Con su aplicación diaria se combaten los signos del envejecimiento y protege de los agentes externos que pueden dañar tu capa de protección dérmica. También estimula la producción de colágeno mejorando la paciencia de la piel.
  • Resveratrol. Es antimicrobiana y ayuda a combatir los radicales libres. Es un antioxidante muy eficaz.

hidratar rostro

  • Niacinamida (Vitamina B3). Mejora la textura dérmica y el tono de la piel. También reduce las líneas de expresión y las arrugas. Si tienes manchas también actuarán contra ellas. También es eficaz contra las marcas, cicatrices o acné. Ideal para las pieles más sensibles.
  • Extracto de té verde. Tiene acción antiinflamatoria, ayuda a equilibrar el tono dérmico y reduce los signos de envejecimiento.
  • Curcumina. Es un compuesto de la cúrcuma y tiene propiedades antibacterianas.
  • Polifenoles. Tiene propiedades antiinflamatorias y previene el daño causado por los rayos solares.
  • Glutatión. Ayuda en la regeneración celular y protege a la piel.
  • Flavonoides. Reduce la inflamación y evita el estrés oxidativo. Evita la pérdida natural de colágeno.

Ahora ya sabes por qué utilizar un sérum antioxidante es tan importante, ¿te animas a usarlo? Seguro que no te arrepientes porque tu piel estará cuidada, protegida y radiante.

Deja un comentario