¿Cómo hacer una crema antiarrugas casera? Te damos todas las claves

¿Cómo hacer una crema antiarrugas casera? Te damos todas las claves

crema antiarrugasLos años no pasan en balde para nadie y es normal que a medida que nos hacemos mayores en nuestra piel comiencen a aparecer arrugas y líneas de expresión.

Es ley de vida que con el paso del tiempo la tez vaya perdiendo elasticidad y firmeza, dando lugar a esas pequeñas imperfecciones.

Dependiendo de nuestra rutina diaria, del estilo de vida que llevamos o de nuestra genética, veremos como la epidermis envejece con mayor o menor rapidez. Sin embargo, con el empleo de cremas antiarrugas podremos retrasar las muestras del envejecimiento y lucir un rostro más juvenil.

Hoy en día, en el mercado podemos encontrar una gran variedad de cosméticos y tratamientos antiage. Pero lo cierto es que la mejor manera de cuidar nuestro cutis es mediante productos naturales, y no hay nada más natural que un producto casero.

Por eso, en este artículo vamos a explicarte cómo hacer tu propia crema antiarrugas para que acabes con los signos de la edad. Continúa leyendo y aprende a confeccionar el cosmético que hará que luzcas una piel joven, luminosa y libre de toxinas.

Beneficios de hacer una crema casera

Antes de explicarte paso a paso cómo realizar tu crema antiarrugas, me gustaría exponerte algunos de los beneficios que conseguirás al elaborar el producto en casa:

  • Es económico y sencillo de fabricar.
  • Sus efectos son más duraderos.
  • No contienen elementos químicos.
  • No contaminan.
  • No están probados en animales.

¿Qué ingredientes necesito?

aloe vera

Lo primero que debemos hacer antes de ponernos a preparar cualquier receta es conocer los diferentes ingredientes que necesitaremos para llevarla a cabo y obtener el resultado esperado.

A la hora de crear un cosmético dermatológico, también deberás tener en cuenta tu tipo de piel, porque no emplearás los mismos activos para crear una loción destinada a un cutis seco que a uno graso.

Sin embargo, existen ingredientes beneficiosos para todo tipo de pieles como el aloe vera, la miel, el aceite de argán o el de oliva que podrás utilizar para asegurarte de que aportarán ventajas a tu cutis.

Asimismo, en nuestra crema antiarrugas tampoco pueden faltar elementos nutritivos que hidraten la tez en profundidad, que la protejan de radicales libres y que promuevan la regeneración de nuestra epidermis.

Y además, siempre podrás añadir a la fórmula tus aceites esenciales favoritos. De esta forma tu creación será única.

En esta ocasión voy a enseñarte a hacer una loción antiage con aloe vera, pero recuerda que esta no es la única opción.

Y te preguntarás ¿por qué de aloe vera? Pues bien, he elegido esta planta porque nuestros antepasados ya lo empleaban como un tratamiento natural contra el envejecimiento.

Sus propiedades calmantes, antinflamatorias y antioxidantes le convierten en el mejor aliado de la piel para combatir las arrugas y las quemaduras, así como para estimular la regeneración de la epidermis.

Esta es la receta necesaria para tu crema antiarrugas:

  • Dos cucharadas de Aloe Vera en gel
  • Seis cucharaditas de Manteca de Cacao
  • Doce cucharaditas de Agua de Rosas
  • Entre dos y cuatro gotas de aceite esencial de lavanda
  • Seis cucharadas de uno de los siguientes aceites (elige el que mejor se adapte a las características de tu epidermis):
  • Aceite de almendras para pieles normales
  • Aceite de sésamo para pieles secas.
  • Aceite de salvado de arroz para pieles maduras
  • Aceite de jojoba para pieles propensas al acné

¿Por qué utilizamos esos ingredientes?

Ahora que ya conoces las cantidades necesarias y te he explicado por qué vamos a hacer una loción de aloe vera, me gustaría contarte brevemente por qué vamos a completar el cosmético con esos elementos y los beneficios que van a aportarle a tu piel cada uno de ellos.

La manteca de cacao es una grasa de origen vegetal que, como su propio nombre indica, procede del cacao y se extrae durante la elaboración del chocolate.

Gracias a su contenido en Vitaminas A y C, que reparan y renuevan las células, protege la epidermis de los agentes dañinos como el sol, la contaminación o el viento. Además, este ingrediente es un potente humectante, ideal para aquellas dermis resecas.

El aceite de coco es un gran sustituto, y puedes ver sus beneficios para la piel en este artículo.

Por su parte, el agua de rosas, obtenido a partir de la destilación de pétalos de rosas, es uno de los mejores tónicos faciales gracias a sus altos niveles de vitamina B y E, puesto que deja la tez suave e hidrata y le proporciona un brillo extra.

agua rosas hidratante

Además, regula la producción de grasa y ayuda a cerrar los poros de manera natural, eliminando la suciedad que se pueda acumular, dejando el cutis limpio.

Por último, nos hemos decantado por el aceite esencial de lavanda, no solo por su suave olor, sino también porque potencia el efecto del resto de aceites que usaremos.

Su efecto calmante es uno de los más conocidos, pero con este ingrediente también combatiremos el acné o la dermatitis y ayudaremos a nuestra piel a cicatrizar de manera más rápida.

El resto de ingredientes dependerá de las características de tu epidermis. Todos ellos ofrecen beneficios a la tez, pero asegúrate de emplear el que mejor se adapte a tus necesidades para obtener mejores resultados.

¿Cómo elaborarlo?

Ya sabes las cantidades que necesitas para elaborar tu crema y las ventajas de cada uno de los ingredientes escogidos. Ahora es momento de ponerse manos a la obra.

A continuación te explicamos uno a uno los pasos que debes seguir para obtener tu loción antiarrugas casera.

  1. Lo primero que debes hacer es coger el recipiente en el que vas a realizar la mezcla y desinfectarlo.
  2. Mezcla todos los ingredientes menos el aceite esencial de lavanda.
  3. Calienta la mezcla en una cacerola de acero inoxidable.
  4. Retira la mezcla del fuego y bátela.
  5. Agrega el aceite esencial y remueve de nuevo hasta conseguir una mezcla homogénea.
  6. Ya tienes tu cosmético casero elaborado, ahora solo tienes que escoger un envase de vidrio en el que verterlo. Lo ideal es que sea de vidrio oscuro para que la luz del sol no dañe nuestro producto.
  7. Por último, aplica tu gran creación. La puedes emplear tanto por el día como por la noche.

Recomendaciones

Como has podido observar en el artículo, elaborar una crema antiarrugas casera es muy sencillo y ofrece numerosos beneficios. Sin embargo, aún hay gente que no se atreve a hacer su propia loción por miedo a que no quede como en la receta y no conseguir los resultados deseados.

Si tú eres uno de ellos, no te preocupes, porque en el mercado hay numerosos cosméticos fiables con los que podrás combatir las muestras del envejecimiento y acabar con las arrugas y líneas de expresión sin miedo a dañar tu piel.

Uno de ellos, y el que más me gusta a mí, es la crema Antiage es la de Nezeni Cosmetics.

Este cosmético está elaborado únicamente con ingredientes naturales y de calidad, y cuenta con una caducidad cerrada de dos años con la que se evita el efecto combinado. De esta forma se pueden disfrutar de numerosos beneficios al mismo tiempo que mantenemos la epidermis sana.

Por lo tanto, si no te ves con ganas para realizar tu crema antiarrugas casera, prueba la de Nezeni Cosmetics, porque con ella también lucirás un cutis luminoso y libre de imperfecciones.

También puedes probar estos tratamientos para hacer frente a las arrugas profundas. Sí, también a las que aparecen en el entrecejo.

Deja un comentario