Cuándo utilizar un sérum antimanchas

Cuándo utilizar un sérum antimanchas

Las manchas en la piel pueden ser un grave problema, sobre todo si esas manchas se convierten en una enfermedad como el cáncer de piel. Por eso es tan importante saber cuándo utilizar el sérum antimanchas.

De esta manera, podrás proteger a tu piel de los rayos solares tengas la edad que tengas, además de reducir o eliminar aquellas manchas que ya tienes.

Por supuesto, no todas las manchas dérmicas significan que tengas un problema de salud grave, pero siempre será necesario que acudas a tu médico para una valoración en caso de que tengas alguna duda.

De cualquier modo, las manchas dérmicas pueden salir tanto a hombres como a mujeres, y con el paso del tiempo también pueden aparecer en las pieles más claras. Es decir, el envejecimiento también es un factor que desencadena las manchas.

El sol, en la mayoría de ocasiones, es el que provoca que aparezcan más en los cuerpos, sobre todo en la cara de las personas. Es importante que siempre te pongas protector solar antes de salir de casa ya que los rayos solares son problemáticos, incluso en invierno.

De esta manera, podrás evitar que te aparezcan, pero si ya tienes, también querrás eliminarlas por completo. Por eso, los sérum antimanchas pueden ser una buena opción para el tratamiento que deseas llevar a cabo.

Una vez que selecciones el mejor sérum para ti, entonces es necesario que sepas cómo debes utilizarlo, y lo más importante, ¿cuándo? Son buenos productos y hacen bien su trabajo, siempre y cuando los uses de manera constante y correctamente.

Por qué un sérum

El sérum en sí mismo es un producto acuoso y nada graso que te ayudarán con más eficacia que las cremas porque sus activos penetran bien en las capas dérmicas, siendo así, más potente. Sus ingredientes son de alta calidad y además, suelen estar muy bien concentrados.

La combinación de los ingredientes están pensados para que se potencien entre ellos para que así, la dermis facial tenga un buen regeneramiento y que además, esté protegida de los agentes externos.

Es un producto en el que su sustancia cunde mucho, por lo que con muy poca cantidad puedes tener para abarcar bastantes zonas de tu rostro, cuello y escote. Además, al cundir tanto el bote, aunque sea pequeño, te durará bastante tiempo.

En el caso concreto de los sérums antimanchas, es mejor usarlos únicamente en las zonas afectadas por las manchas.

En el resto del rostro, cuello y escote puedes usar otro sérum o cremas que tengan objetivos diferentes de cuidado facial y que te interesen (como antiarrugas, regenerador, etc).

Para leer más: Los 5 mejores sérums para la piel grasa

¿En qué te puede ayudar un sérum antimanchas?

Primero debes saber que un sérum antimanchas no es un producto milagroso ni mucho menos, si tienes manchas muy oscuras o persistentes tendrás que acudir a tu médico u optar por tratamientos más intensivos.

Lo que sí es cierto que puede reducir considerablemente aquellas manchas que no estén muy oscuras. Para poder obtener resultados será imprescindible que seas constante en la aplicación y que lo utilices todos los días como te indique el fabricante.

Solo de esta manera podrás encontrar resultados positivos en pocas semanas. Pero además de usar el sérum antimanchas, deberás ponerte protector solar para evitar que te salgan más y tener un tratamiento de cuidado facial diario.

Nadie estamos a salvo de las consecuencias de la exposición a los rayos ultravioleta, por eso es tan importante tener la piel protegida todo el tiempo.

Si utilizas una crema hidratante que contenga protección solar será mucho mejor, así evitas usar demasiados productos y el efecto protector es el mismo. Aunque si crees que no es suficiente, entonces tendrás que usar un protector solar añadido siempre que salgas a la calle.

Cuál es el efecto de este tipo de producto

Un sérum antimanchas tiene ingredientes específicos para este tipo de función, pero hay algunos que pueden provocarte problemas si lo expones a la luz solar, por lo que será mejor usarlo únicamente durante la noche.

Normalmente, entre sus ingredientes podemos encontrar activos que favorezcan los siguientes efectos:

  • Despigmentante para aclarar la dermis y unificar el tono.
  • Exfoliante para eliminar las células muertas del rostro y regenerarlas.
  • Antioxidantes para proteger de los radicales libres.
  • Regeneradores para que las células dérmicas se regeneren.
  • Antiinflamatorios para calmar la dermis más sensible.
  • Protectores para proteger la dermis de las agresiones externas.
  • Fotoprotectores para reparar el daño solar y reforzar la dermis.

Cuando se combinan correctamente los ingredientes el sérum puede mejorar tus manchas y que el daño que has tenido vaya desapareciendo dando paso a una dermis más saludable.

Seguro que te va a gustar: Cómo hacer un sérum facial casero para piel grasa

Cuándo usar este producto

Como su nombre indica es un producto antimanchas, por lo que deberás usarlo cuando tengas este tipo de problema dérmico. Pero en ningún caso deberás usarlo cuando las manchas se hayan transformado en una enfermedad o sean causadas por un problema de salud.

Tampoco tiene sentido si lo utilizas sin tener manchas. Si quieres prevenir: protector solar.

En estos últimos casos, deberás acudir a tu médico para que te derive al dermatólogo y te derive a un profesional que pueda orientarte correctamente. Así, podrás saber el tratamiento específico que debes seguir en caso de que debas hacerlo a través del médico.

El sérum antimanchas también lo puedes tratar para cuando tienes manchas en tu piel por defecto u origen que no conozcas, pero siempre cuando se haya descartado un problema médico.

Debes saber que no es algo milagroso y que no conseguirás eliminarlas de un día para otro. Esto significa que deberás ser constante para que los resultados sean eficaces y que además, duren a largo plazo.

Del mismo modo que usarás este tipo de producto, también deberás tomar ciertas precauciones, como evitar la exposición sin protección al sol. Este tipo de producto suele venir en tamaños muy reducidos porque no tienes que echarte demasiada sustancia y además, cunde mucho.

Si tienes dudas, recuerda que es muy importante que acudas a tu médico o dermatólogo para explicarle cuáles son tus inquietudes y que valore el estado de tus manchas en caso de que sea necesario.

Los profesionales sanitarios son los que realmente están indicados para saber si tus manchas pueden ser causadas por una enfermedad o alguna patología que deba ser tratada de manera específica.

Si tienes una dermis delicada, demasiado seca o con alguna condición particular, quizá el sérum antimanchas no sea una buena opción para ti, y en este caso, también es recomendable que hables con tu médico para saber cómo tratarlas.

Además, será el médico quien te pueda indicar exactamente la causa de tus manchas, que te diagnostique si es necesario y que busque el tratamiento más adecuado en cada caso concreto. Nunca te autodiagnostiques tú.

No te lo puedes perder: Los 5 mejores sérums antimanchas

Conclusiones

Como has podido ver, es importante saber qué producto es el adecuado para ti, pero también es imprescindible tener en cuenta cuándo debes usar tu sérum antimanchas y cómo hacerlo bien. La constancia será la clave para mejorar tu dermis, y no tiene efectos secundarios.

Únicamente, si tienes la piel demasiado sensible podría causarte irritaciones, y en este caso, siempre será mejor que acudas a tu médico para que valore qué es lo mejor que puedes hacer en cada caso.

Antes de comprarte este tipo de productos debes asegurarte de si es o no compatible con la exposición solar. Es decir, si tendrías que usarlo únicamente por la noche.

Porque en caso de que no sea compatible con la exposición solar y te lo pones durante el día, podrías empeorar tu condición.

Recuerda que cualquier producto que utilices será inútil si no cuidas tu dermis correctamente y si tampoco la proteges de los rayos solares con un protector solar adecuado para tu tipo de dermis.

Nunca te creas la falsa propaganda de productos milagrosos ni tampoco intentes acelerar los resultados con remedios caseros de escasa fiabilidad. Además, los tratamientos agresivos pueden hacerte más daño que bien. Opta siempre por ingredientes naturales.

Si notas que el sérum te perjudica de algún modo, deja de utilizarlo inmediatamente, nunca deberías sentir ninguna molestia en su uso. Puede que no sea adecuado para ti, que te esté causando una reacción alérgica o que la sustancia esté en mal estado.

Las manchas pueden ser oscuras, claras o intermedias. Las que no tengas claro por qué tienen el color que tienen, o te das cuenta de que comienzan a crecer, te pican, te molestan o simplemente notas que algo no va bien, no lo dejes pasar y acude al médico lo antes posible.

Es mejor evitar un mal mayor cuando sientes que los primeros síntomas no son del todo normales.

Ahora que ya sabes cando utilizar un sérum antimanchas, podrás hacer un buen uso del mismo y conseguir que esas manchas se reduzcan en algunas semanas con un uso constante del producto.

Deja un comentario