Qué es y para qué sirve el sérum

Si has utilizado alguna vez un sérum sabrás que es un producto potente con grandes activos y con ingredientes concentrados. Si nunca antes lo has usado, te vamos a contar qué es y para qué sirve el sérum.

Existen diferentes tipos de sérum, dependiendo de cuáles sean las características que quieras tendrás que elegir uno u otro, pero antes de nada tienes que saber qué es. Nuestro favorito es el sérum antiage de Nezeni Cosmetics.

Existen sérums tanto para hombres como para mujeres y suelen tener antioxidantes y mucho más entre sus componentes. Hay tantos productos en la actualidad que es complicado que te decidas por uno, ¿verdad?

No te preocupes, porque con este artículo podrás entender mejor qué es, para qué sirve y cómo puedes escoger el correcto para ti.

Qué es

Un sérum es mucho más que un bote de cristal con sustancia dentro. Es un producto que tiene mucha investigación detrás, para que de esta manera puedas cuidar tu piel de la mejor manera posible.

Sus principios activos penetran en la dermis hasta llegar a las subcapas más profundas y que de esta manera sea aún más potente que cualquier otro producto. Después de usar el sérum es buena idea combinarlo con otros productos como por ejemplo, una crema hidratante facial.

Sus componentes e ingredientes muy concentrados llevan moléculas que son las encargadas de atravesar la piel. Actúan en las subcapas dérmicas para rejuvenecer, hidratar, reparar y/o proteger tu rostro.

Es un producto que habitualmente es acuoso por lo que no es graso y se absorbe rápidamente. Suele ser ideal para todo tipo de pieles, aunque hay algunos que son contraproducentes para las pieles sensibles porque llevan irritantes, por eso es tan importante leer la etiqueta.

Tan solo se necesitan 3 o 4 gotas en cada uno de sus usos, y añadiéndolo a tus rutinas de belleza faciales diarias, verás resultados sorprendentes en pocas semanas.

También es capaz de tratar dermis dañadas o con problemas. No tienes que escoger el producto según tu tipo de piel (como sí ocurre con las cremas), si no que debes hacerlo dependiendo de lo que quieras conseguir con el tratamiento.

Solo deberás tener en cuenta tu tipo de piel en caso de que la tengas muy sensible, muy seca o muy grasa. Que en este caso, además de saber qué quieres conseguir, también es importante tener en cuenta tu tipo dérmico para escoger el sérum con los ingredientes correctos para ti.

Qué más debes saber

Dependiendo del tipo de sérum que escojas y de la finalidad que tenga, los componentes pueden estar más o menos concentrados y penetrarán más o menos en la dermis. Pero siempre es importante que necesites poca cantidad.

Aquellos sérum que te indican que tienes que usar bastante producto no son efectivos y por tanto, desconfía de ellos.

Para poder entender mejor qué es y para qué se utilizan, debes saber cuáles son las diferencias más notables entre los sérums. Así podrás escoger el que realmente te vaya bien a ti.

Te invitamos a que te leas este artículo: Los 5 mejores sérums faciales para mujeres de 50 años

Sérums: características

El sérum apareció por primera vez en los años 80 para usar contra los problemas dérmicos. Eran más potentes que las cremas hidratantes y por eso comenzó a tener bastante fama. Poco a poco, y a medida que se fue usando por las personas se descubrieron más beneficios.

Era y sigue siendo un cosmético caro. Esto es así por sus ingredientes tan concentrados, y al principio era un producto exclusivo para personas con dinero. Mujeres que lo adquirían para tener un rostro perfecto al momento para cualquier evento social.

En la actualidad, puedes encontrar sérums de muchos precios desde 20 euros hasta más de 500. Actualmente se conoce mucho más sobre la dermis y se ha mejorado mucho su fórmula para que pueda usarse para otros tratamientos.

Ahora no solo es para mujeres maduras, si no que pueden usarlo tanto hombres y mujeres, e incluso personas de cualquier edad dependiendo de las dolencias que mejorar trabajar en su dermis facial.

Las características principales de los sérums son los siguientes en todos ellos:

  • Todos tienen ingredientes potentes y altamente concentrados
  • Los ingredientes varían dependiendo del objetivo del sérum
  • Se debe utilizar todos los días, normalmente
  • Puede tratar diferentes dolencias: acné, arrugas, líneas de expresión, sequedad, etc.
  • Suelen estar presentados en pequeños botes de cristal con dispensador en gotas

Hay diferentes tipos de tratamientos que es importante que conozcas para escoger el que se adapte a ti:

  • Tratamiento flash. Te prometen resultados instantáneos que solo duran algunas horas, por ejemplo el efecto Botox o lifting.
  • Tratamiento de choque. Trata rápidamente los problemas de la piel del rostro.
  • Boosters. Son los potenciadores, impulsores, intensificadores… conociéndose también como tratamiento de refuerzo. Se usa para conseguir un efecto más potente.
  • Esencias. Acondiciona la dermis y la hidrata con componentes naturales. Es una versión diferente al sérum.

Cuando se usa el sérum a diario en tu rutina diaria de cuidado facial, mimará tu dermis y la dejará con un aspecto mucho más saludable.

Por qué es bueno usar los sérums

Usar los sérums es una idea excelente porque es amable con tu dermis y la cuidará de la manera más profunda que te puedas imaginar. Aunque lo uses a diario, es buena idea que hagas descansos. Por ejemplo si lo usas 3 meses seguidos, haz un descanso de 1 o 2 meses.

De esta manera le estarás dando la oportunidad a tu dermis de aprender a recuperarse de manera natural y reaccionar correctamente sin necesidad de un producto de uso a largo plazo. El sérum es su guía, pero necesita el descanso del producto para mejorar por sí sola.

Además, usar un sérum te permitirá combatir varias dolencias cutáneas a la vez, ¡y eso es muy importante! No estarás añadiendo demasiados productos a tu dermis, y el que uses será de la calidad suficiente para obtener buenos resultados.

Recuerda que antes de usar otro producto después del sérum, por ejemplo, una crema hidratante… Es muy importante que permitas que la sustancia se haya absorbido por completo.

Puede ser un producto totalmente personalizado para ti que puedas usar cada día sin poner en riesgo tu salud dérmica. Sus ingredientes de gran calidad y muy eficaces complementarán tus rutinas de belleza de manera excelente.

Seguro que te va a interesar: Los 5 mejores sérums faciales para mujeres de 60 años

Cómo escoger el sérum correcto

Hay tantas opciones en el mercado que es probable que no sepas bien cuál podría ser la mejor opción para ti. Pero antes de escoger uno, tienes que pensar qué quieres conseguir con él, y a través de esto, podrás poder valorar qué opción es mejor en tu caso.

No es lo mismo un sérum que quieras usar para tratar las manchas, que si quieres tratar el acné o acabar con las arrugas o líneas de expresión… ¡o si lo quieres tratar todo al mismo tiempo! También puedes usar uno por la mañana y otro diferente por la noche que se complementen.

A continuación vamos a explicarte brevemente qué tipos de sérums existen y cómo te pueden ayudar en cada caso concreto. Así podrás saber mejor hacia qué tipo de producto debes dirigirte dependiendo de cuáles sean tus dolencias dérmicas:

  • Sérum antiedad. Son productos que suavizan o eliminan las marcas del paso del tiempo. Esas marcas que se forman como arrugas o líneas de expresión. Son productos que suelen tener en su composición vitaminas, ácido hialurónico, colágeno, antioxidantes, entre otros.
  • Sérum antioxidante. Aunque normalmente suelen tener todos los sérums componentes antioxidantes, éstos en concreto lo tienen en mayor concentración y sirven para recuperar las células dérmicas y darles más vitalidad. Ayudan a que el estrés cutáneo se recupere, protegiendo la dermis de los radicales libres o del envejecimiento prematuro.
  • Sérum exfoliante. Este tipo de sustancia suelen limpiar la dermis, acabando con las células muertas y dejándola limpia. Puedes encontrar los sérums con exfoliantes mecánicos (menos capacidad penetrante) o los químicos que son ácidos que penetran con más facilidad en las subcapas de la piel.
  • Sérum antimanchas. Son productos que están pensados para corregir la pigmentación de más que puede aparecer por la edad, por problemas dérmicos, enfermedades o por los rayos solares. Este tipo de sérum es mejor usarlo por la noche porque suelen contener componentes fotosensibles.

No te lo puedes perder: Los 5 mejores sérums faciales y antiedad

Conclusiones

Como puedes ver, los sérums son un producto que no pueden faltar en tus rutinas de belleza y de cuidado facial. Te ayudarán a tener una dermis mucho más cuidada y rejuvenecida. Pero no solo esto, como has podido comprobar tienen muchos usos diferentes.

Deberás escoger el que se adapte a ti, a tus necesidades particulares y a tu tipo de piel. De cualquier modo, no puedes olvidar que si lo usas debes hacerlo que cualquier otro producto como las cremas hidratantes faciales.

Antes de finalizar, nos gustaría recomendarte un sérum que es ideal y que es muy probable que te guste porque es apto para todo tipo de pieles y sus objetivos son muy amplios. Nos referimos al Sérum antiage de Nezeni Cosmetics.

Si compras este producto no te decepcionará en absoluto puesto que es efectivo, con ingredientes naturales y además no contiene parabenos ni apenas conservantes. ¡Y es para todo tipo de pieles!

Ahora que ya sabes qué es y para qué sirve el sérum, ya puedes escoger el que más se adapte a ti… ¡y nuestra recomendación es fabulosa!

Maria Jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Cómo aplicar el sérum

mar Dic 22 , 2020
¿Sabes cómo aplicar el sérum? Es fundamental saber cómo hacerlo bien para poder disfrutar de todas sus bondades. Con un buen uso tendrás un buen producto que permitirá que tu piel esté en perfectas condiciones… Pero si no lo usas correctamente, solo habrás tirado tu dinero. El sérum se suele […]