Cómo aplicar el sérum

¿Sabes cómo aplicar el sérum? Es fundamental saber cómo hacerlo bien para poder disfrutar de todas sus bondades. Con un buen uso tendrás un buen producto que permitirá que tu piel esté en perfectas condiciones… Pero si no lo usas correctamente, solo habrás tirado tu dinero.

El sérum se suele utilizar cuando se tienen problemas específicos dérmicos… ¿eso pensabas? Nada más lejos de la realidad. Puesto que este tipo de productos también puedes utilizarlos aunque no tengas dañada la dermis facial.

De hecho, su uso siempre mejorará tu dermis, retrasará los signos del envejecimiento prematuro y además, guiará a tus células para que sepan cómo repararse de manera natural. Es un apoyo dérmico ideal para cualquier edad.

El sérum

Este tipo de productos tiene muchas funcionalidades y puedes usarlo de forma separada o incluso combinarlos en caso de que necesites trabajar diferentes aspectos. Por ejemplo, puedes usar uno por la mañana y otro antes de dormir.

Todos los tipos de piel pueden beneficiarse del sérum porque aporta muchas ventajas, como por ejemplo: una mayor hidratación, regeneración celular, reparación de la dermis dañada, etc.

Los ingredientes que suelen tener como la vitamina C, el ácido hialurónico, entre otros, harán que sea potente… ¡porque sus componentes están altamente concentrados!

Cuando hablamos de sérum no estamos hablando de ningún protector solar porque no lo es, aunque algunos de sus componentes puedan corregir los daños producidos por los rayos solares.

Por eso, si vas a usar un sérum y después vas a estar expuesto/a a los rayos solares, será necesario que te pongas una crema protectora solar.

Si quieres saber más sigue leyendo: Los 5 mejores sérums faciales para mujeres de 60 años

Escoge el correcto para ti

Para escoger el sérum, no solo tienes que guiarte por el tipo de piel que tienes, sino que también es importante que tengas en cuenta qué objetivo quieres conseguir. ¿Quieres quitar las manchas de tu cara? ¿Que desaparezca el acné? ¿Acabar con las líneas de expresión o las arrugas?

Antes de saber cómo aplicar el sérum, tienes que saber cómo elegir el que te irá bien. Para ello, sigue estas reglas básicas:

Debes tener claro para qué quieres utilizar el sérum. Sé realista con los objetivos que quieres conseguir.

Antes de comprarlo asegúrate de que es un buen producto. Infórmate sobre sus propiedades, si realmente es buena opción o no…

Lee los comentarios de sus clientes de manera online, análisis sobre ese producto concreto o habla con personas que ya hayan probado ese sérum para saber su opinión.

Recuerda que si tiene demasiados ingredientes no será una buena opción porque estarán menos concentrados y serán menos efectivos. Además huye de aquellos que tengan compuestos químicos en su composición.

Los ingredientes deben tener origen natural para que cuide tu piel realmente.

Es mejor que no contenga parabenos, apenas conservantes (y mejor si éstos son también de origen natural) y que tampoco contengan perfumes ni fragancias que podrían irritar tu dermis inútilmente.

También es fundamental que sepas qué te dice el INCI. Quizá cuando miras la etiqueta de un producto solo ves palabras extrañas… Pero es necesario aprender a descifrarlas para no comprar algo que no te vaya bien.

Para escoger bien y saber qué te está diciendo el INCI, ten en cuenta los siguientes básicos:

  • Los ingredientes naturales que no se han manipulado se pone el nombre en latín
  • Los ingredientes que sin sintéticos tienen el nombre en inglés
  • Recuerda que un producto sintético puede ser natural. Es decir cuando se sintetiza el ingrediente natural se convierte en un sintético.
  • Los ingredientes que aparecen al principio de la lista tienen más concentración que los que están al final de la misma.
  • Hay ingredientes que no pueden aparecer en concentraciones altas porque puede ser peligroso e incluso no ser legal. Por ejemplo, el ácido hialurónico está prohibido en una concentración superior al 2%.
  • En Europa están prohibida la venta de cosméticos que se teste con animales.
  • No uses productos que contengan químicos o siliconas porque a largo plazo puede ser perjudicial para la salud. La silicona es plástico y el plástico proviene del petróleo, ¿te pondrías petróleo o plásticos en tu rostro para cuidarlo?
  • No te dejes engañar con porcentajes. Quizá el producto te dice que tiene un 95% de ingredientes naturales, pero, ¿qué pasa con el 5% restante? Posiblemente sean irritantes o conservantes que no te hará ningún bien.
  • Cuidado en usar productos que contengan ingredientes regulados. Si acumulas en tu dermis “ingredientes regulados”, se convertirán en toxinas que a la larga puede causarte problemas. Un ingrediente natural no tiene que estar regulado.
  • Más caro no siempre significa que sea mejor… A veces cuando se paga más es porque la marca es más grande, pero no significa que sea mejor que otra más barata.
  • Antes de usar un producto comprueba que no te genera reacción alérgica ni que te irrita… Para ello, pon una poca cantidad de producto en tu rostro y espera 48 horas. Si te da reacción de cualquier tipo, es que ese producto no te irá bien. ¡Pide muestras gratuitas para poder comprobarlo!
  • Ten en cuenta que cada ingrediente que contiene el sérum que vayas a adquirir penetrará hasta las capas más profundas de tu dermis. Por eso es tan importante que tengas conciencia de lo que vas a ponerte sobre la piel.

No utilices cualquier producto solo porque pienses que sea bueno sin saber qué contiene entre todos sus componentes. Solo aplícalo cuando te hayas cerciorado del todo que es buena opción para ti, ¡y si tiene todos los componentes naturales mejor!

Te invitamos a que sigas leyendo este artículo: Los 5 mejores sérums faciales y antiedad

Cómo debes aplicar el sérum

Aplicar un sérum no es nada difícil pero tienes que saber cómo hacerlo bien para tener resultados positivos. De esta manera maximizarás los resultados y no te habrás gastado el dinero sin saber cómo usarlo y sin obtener los resultados que realmente quieres conseguir.

Cuando quieras usarlo deberás tener tiempo y emplear ese tiempo para ti. Es tu momento de cuidado. Limpia bien tu rostro y sécalo hasta que esté completamente preparado para aplicar el sérum.

Aunque tengas la dermis perfecta, si tienes entre 30 y 35 años debes comenzar a usarlo sin excusa ninguna. Solo de esta manera estarás mimando tu dermis como debes y tanto a corto como a largo plazo te alegrarás de haber empezado ates.

Lo ideal, en la mayoría de los sérums es utilizarlo dos veces al día, siendo la mañana y la noche las mejores opciones. Si no quieres aplicarlo dos veces, al menos, intenta que sea cada noche antes de ir a dormir.

No lo hagas muy largo en el tiempo, toma descansos. Si por ejemplo estás usando 3 meses un sérum, descansa uno o dos meses antes de usarlo de nuevo.

Cuando te hayas aplicado la sustancia (3 o 4 gotas como mucho), tendrás que aplicarlo con las yemas de los dedos y repártelo por rostro, cuello y escote. Después permite que se absorba por completo.

Una vez que se haya absorbido, será cuando puedas ponerte otros productos de cuidado facial como por ejemplo, cremas hidratantes o algo otro tratamiento que quieras hacer en tu rostro. Pero el sérum siempre será primero.

Si te aplicas el producto durante la mañana, cuando hayas acabado de untarte la crema hidratante, no puede faltar que te apliques protector solar. Si no lo haces, podría ser contraproducente incluso para tu dermis.

Cuando apliques el sérum recuerda:

  • No lo extiendas porque te interesa que penetre
  • Tienes que empujarlo hacia adentro con pequeños toques suaves con las yemas de los dedos
  • Presiona ligeramente con los dedos sobre tu cara
  • Aplica solo la cantidad que recomiende el fabricante, aunque lo normal son 3 o 4 gotas de producto
  • Siempre empieza por poca cantidad y aumenta progresivamente en caso que sea necesario
  • Evita aplicar el producto en zonas delicadas como el contorno de ojos
  • Recuerda que si te pasas de cantidad recomendada puede volverse irritante y no es porque lo sea… si no porque te has pasado de gotas
  • Si te has pasado de producto sin querer y no quieres retirarlo con tus dedos, puedes hacerlo con un algodón o un disco de maquillaje con pequeños toques
  • Si el sérum es demasiado denso tendrás que frotarlo primero con tus manos, así lo calientas y será más fácil que penetre en tu dermis

No te lo puedes perder: Qué es y para qué sirve el sérum

Conclusiones

Ahora que ya sabes cómo tienes que aplicar el sérum además de información sobre este tipo de producto, podrás aprovecharlo al máximo. Notarás como todas sus propiedades penetran en tu dermis y comienzan a hacer su trabajo.

Cuando utilizar bien este tipo de productos, no necesitarás mucho más de dos semanas para comenzar a ver los resultados. Sentirás que tienes el rostro mucho más cuidado e incluso, verás resultados añadidos.

Por ejemplo, si has comprado un sérum antiedad, quizá además de ver menos arrugas en tu tez, también notarás una piel más suave y flexible, menos acné e incluso una hidratación extra que sientes como perfecta.

Nosotros te aconsejamos un sérum que consideramos el mejor del mercado: el Sérum antiage de Nezeni Cosmetics. Es ideal para todo tipo de pieles tiene ingredientes naturales, no contiene parabenos y apenas conservantes.

En cualquier caso, antes de comprar un producto de este tipo, es importante que te cerciores que realmente es el que te irá bien a ti. Después, cómo ya sabes cómo aplicar el sérum lo demás vendrá solo.

Maria Jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Cómo hacer un sérum facial casero

mié Dic 23 , 2020
Quizá quieras probar lo bien que van los sérum faciales en tu rostro pero no quieras gastar el dinero que valen… Por eso, te vamos a enseñar a hacer un sérum facial casero. Además, sabrás todo lo que lleva y será cuidadoso con tu cuidado. Un sérum es un gran […]