Desmaquillante Take the Day Off de Clinique: mi opinión

desmaquillante clinique¿Conoces el desmaquillante Clinique Take the Day Off ? Se trata de un bálsamo que promete acabar con cualquier resto de suciedad. Desde hace tiempo he estado interesada en este cosmético y, finalmente, por fin lo he probado.

Como sabrás, desmaquillar y limpiar el rostro son dos acciones fundamentales para lograr un aspecto más joven y saludable. De lo contrario, se generarán arrugas, líneas de expresión, falta de luminosidad e hidratación, así como otros efectos adversos.

En mi caso, suelo maquillarme a diario con productos densos como bases, sombras y rímel, por lo que no me basta con cualquier desmaquillante básico. Por otro lado, también me da miedo escoger productos demasiado agresivos, ya que en más de una ocasión he sufrido rojeces, picores y otras alteraciones.

La versión que ofrece Clinique parece ser a simple vista muy potente y respetuosa con la dermis, pero ¿cumplirá con todo lo que promete? Descúbrelo a continuación.

Te recomendamos: Los mejores bálsamos desmaquillantes

Presentación del desmaquillante Take the Day Off de Clinique

La marca lo presenta como una fórmula en bálsamo que disuelve eficazmente cualquier maquillaje y los filtros solares. Promete acabar incluso con productos de larga duración. Además, limpia en profundidad y retira los restos de contaminación para lograr un aspecto joven y suave por más tiempo.

Las características básicas del producto son las siguientes:

  • Textura en bálsamo que se transforma en aceite.
  • Apto para todo tipo de cutis.
  • Sometido a pruebas de alergia.
  • Sin perfume.
  • No acnegénico.
  • Testado oftalmológicamente.
  • Su precio no llega a los 30 euros.
  • El envase contiene una cantidad de 125 ml.

Principalmente, decidí escoger este producto porque presenta una textura en aceite, por lo que pensé que lograría combatir los maquillajes más resistentes sin necesidad de ejercer demasiada presión. Además, a pesar de tener dicha textura, promete no aportar grasa ni sensación pegajosa.

Te interesa: Aceite de coco ¿sirve para eliminar el maquillaje?

Ingredientes

Su principal ingrediente es el aceite de semilla de cártamo, que logra calmar y suavizar la dermis. Es tan suave que está indicado incluso para pieles sensibles, reactivas o con eczemas. Por eso no tiene aceite mineral en su fórmula, por lo que no hay riesgo de que pueda irritar.

Pero tampoco tiene ningún otro activo que puede aportarle a la tez ese «algo más». Creo que se queda un poco corto en este sentido.

Además, incluye phenoxyethanol que es un conservante conocido por su capacidad para irritar.

Textura

Presenta una textura aterciopelada y agradable. En cuanto lo aplicas y masajeas, se convierte en un aceite fluido fácil de extender por todo el rostro. Como posteriormente debemos enjuagarnos con agua, lo cierto es que no he notado ninguna sensación pegajosa o desagradable.

Descubre: ¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo? Te lo explicamos

Olor y envase

Su olor es muy sutil, podría decir que casi imperceptible. Este es un punto que gusta bastante, ya que detesto los olores fuertes y empalagosos de algunos cosméticos. Además, ten presente que cuanto más perfume artificial añadan, mayores serán los riesgos en nuestra piel.

Respecto al envase, se trata de un tarro con 125 ml de producto. Al necesitar poca cantidad, lo cierto es que presenta una buena durabilidad.

El principal inconveniente es que es poco higiénico. Te recomiendo no meter los dedos directamente y utilizar una espátula para su aplicación. De este modo, evitarás contaminar el contenido.

Te gustará: Cómo hacer un desmaquillante en casa

Cómo aplicarlo

Su modo de empleo no entraña ningún misterio. Tan solo tienes que seguir los pasos que te muestro a continuación:

  1. Con la ayuda de la espátula, pon un poco de bálsamo sobre el rostro. Repártelo por las diferentes zonas que desees desmaquillar. No hace falta poner grandes cantidades, ya que el aceite cunde bastante.
  2. Realiza un masaje para extenderlo sin ejercer presión. Los movimientos han de ser desde dentro hacia fuera. Pasa también por la zona de los ojos, las pestañas y los labios.
  3. Por último, enjuágate con agua fría si deseas mejorar la circulación, o bien, con agua tibia si prefieres obtener una mayor sensación de calma. Sécate con una toalla limpia de algodón.

Para ahondar algo más en esta parte tienes nuestro artículo: Cómo desmaquillarse la cara correctamente

Mi experiencia con el desmaquillante de Clinique

Respecto a mi experiencia con su uso, puedo decir que no ha sido mala pero tampoco he obtenido los resultados deseados.

Es cierto que limpia y desmaquilla correctamente algunos productos más ligeros, sin embargo, no logra eliminar los maquillajes waterproof o de larga duración. Con el rímel tampoco resulta muy eficaz, ya que tienes que incidir varias veces por la zona de las pestañas.

Por otro lado, la sensación de calma que proporciona es muy agradable y no deja un tacto pegajoso.

En definitiva, lo recomiendo para personas con cualquier tipo de cutis, pero que no utilicen diariamente maquillajes densos como bases o rímel.

Los aspectos positivos que destaco son:

  • No aporta grasa.
  • Desmaquilla eficazmente productos no resistentes.
  • Su textura es agradable y ligera.
  • No contiene fragancias fuertes.

En cuanto a sus puntos débiles, he de mencionar los siguientes:

  • No combate los maquillajes de larga duración o waterproof.
  • Para eliminar el rímel o sombras de ojos no es muy eficaz.
  • El formato no resulta higiénico.

Una alternativa mejor: agua micelar de Nezeni Cosmetics

Si esta opción de Clinique no te ha convencido, ¡tranquila! Te mostraré una alternativa con la que he obtenido grandes resultados.

Es el agua micelar de Nezeni Cosmetics. Este limpiador actúa a través de unas moléculas llamadas micelas que logra desmaquillar, limpiar, hidratar, tonificar y revitalizar la piel. ¡Y todo en un solo producto!

Lo mejor es que sus ingredientes son 100% naturales y cuenta con activos muy potentes como el extracto de aloe vera, jengibre, manzana y avena. Es bajo en conservantes, así que no hay problemas de irritación o combinación, y tiene una fecha de caducidad de dos años.

Tiene un dispensador en spray, por lo que resulta más higiénico que la versión de Clinique. Además, puedes pulverizar el agua directamente sobre el rostro y luego pasar un algodón.

En cuanto a su efectividad para eliminar maquillajes resistentes resulta increíble. Combate cualquier suciedad de una sola pasada, por lo que no tendrás la necesidad de incidir en una misma zona.

Por otro lado, su precio es muy económico y puedes darle un montón de usos: como desmaquillante, limpiador, loción tonificante, para refrescarte los días calurosos, para corregir el maquillaje, para limpiar las brochas y otros utensilios de belleza, etc.

Conclusión

No te recomendaría el desmaquillante Clinique Take the Day Off  si sueles emplear diariamente productos muy densos como, rímel bases o sombras. Por supuesto, no lo utilizaría en casos de maquillajes waterproof.

Así que si deseas una alternativa más potente y eficaz, te aconsejo probar el agua micelar que ofrece Nezeni Cosmetics. Gracias a este limpiador no se te resistirá ningún tipo de suciedad.

También hemos probado estos productos similares: el Bálsamo desmaquillante de Biotherm, la opción de Garnier, la manteca de Natura Siberica, o la versión de Mercadona.

Paloma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Los 5 mejores protectores solares faciales

mié Abr 14 , 2021
No todo el mundo tiene la costumbre de echarse protector solar cada vez que sale a la calle, pero es necesario. Por eso vamos a hablarte sobre los 5 mejores protectores solares faciales. Así podrás escoger el que mejor te convenga. Si no tienes en cuenta el simple hecho de […]