¿Sabes todo lo que el colágeno puede hacer en tu piel?

¿Sabes todo lo que el colágeno puede hacer en tu piel?

colageno pielHablar de envejecimiento de la piel es equivalente a hablar de un déficit de colágeno. Efectivamente, cuando nuestra tez empieza a sufrir los primeros signos del paso de los años está diciéndonos de forma indirecta que nuestros niveles de este compuesto están disminuyendo.

Pocas personas conocen la gran importancia e influencia que tiene el colágeno en el aspecto de nuestra piel, de tal forma que intentan disminuir el aspecto de sus arrugas sin prestar atención a esto, lo cual es un grave error.

Para llegar a entender la relación que existe entre el colágeno y nuestra piel es importante saber de qué se trata y sobretodo cómo actúa.

¿Qué es exactamente el colágeno?

El colágeno es en esencia una molécula de tipo proteica, la cual se encuentra en todos los animales. Podemos encontrarla en todo nuestro cuerpo ya que es uno de los principales componentes de nuestra piel y huesos.

En la piel podemos decir que es uno de los principales componentes, pues está presente en la misma en un 70%, una cifra realmente alta.

La principal característica de esta molécula es su forma, la cual está compuesta por tres cadenas que se enrollan entre sí, formando una triple hélice dando un aspecto final muy similar al de una fibra.

Está distribución tiene una peculiaridad, se trata de la elasticidad que tiene. Podríamos decir que tiene un comportamiento muy similar al de una banda elástica, la cual puede estirarse y volver a la posición inicial sin sufrir deformaciones.

La “habilidad” de estirarse sin romperse es la que nos interesa cuando hablamos de las arrugas y los niveles de colágeno, pues es el principal encargado de mantener la firmeza y elasticidad de la tez intacta.

Se sabe que nacemos con una cantidad exacta de colágeno el cual no se va reponiendo con el paso de los años, además a partir de una determinada edad este almacén va perdiendo poco a poco densidad, provocando la aparición de las primeras arrugas, la cual se ve más acentuada después de los 50 años.

¿Cómo puedo reponer este déficit o mitigar ésta pérdida de colágeno?

colageno formatos

La buena noticia es que a pesar de apenas fabricar colágeno durante nuestra vida adulta, podemos paliar la pérdida que vamos sufriendo del mismo con el paso de los años. Para ello hay varias cosas que se pueden hacer.

Uno de los primero puntos a tener en cuenta es la alimentación, hay varios alimentos que son muy ricos en este compuesto, los más destacados son de origen animal, concretamente la casquería y la gelatina.

No obstante, hay un gran problema con ingerir alimentos de este tipo, resulta que la distribución de este compuesto hace que sea realmente difícil de digerir por nuestro sistema digestivo, por lo que es necesario aplicarle cocciones realmente largas para romper estas fibras y conseguir que sean más asumibles por nuestro cuerpo.

Dado que muchas personas no disfrutan comiendo este tipo de comidas, y además no siempre está garantizado que se haya roto la triple cadena en trozos más pequeños, una opción realmente interesante son los suplementos.

En el mercado existen muchos suplementos a base de esta proteína, aquí lo importante es que sea colágeno hidrolizado, ya que a éste le han aplicado unos tratamientos para romper las cadenas y conseguir que sean más asumibles por nuestro organismo.

Otra herramienta interesante son las cremas que incorporan colágeno en su formulación. En este caso sólo hay que prestar mucha atención a la lista INCI de la crema en cuestión para asegurarnos de que efectivamente tiene colágeno, y que no esté al final de la lista.

Recordemos que los ingredientes de las listas INCI se ordenan en función de su presencia en la crema, de más a menos cantidad.

Beneficios del colágeno

Después de entender la gran importancia que tiene este compuesto en nuestra piel, es fácil entender que un déficit puede darnos muchos dolores de cabeza, pero también es necesario saber en qué medida influirá sobre nosotros el hecho de incorporarlo.

Sin lugar a dudas, el principal beneficio que vamos a tener tras ingerir o aplicarnos el colágeno está relacionado con nuestra piel, ya que al no haber un déficit del mismo, nuestra tez se verá más tersa y rejuvenecida, dejando atrás la típica flacidez que provoca la vejez.

Cómo es lógico pensar, no estamos ante la panacea de los tratamientos antiage, hay que ser razonables y tener presente que si tenemos unas arrugas muy marcadas, el hecho de ingerir suplementos, o aplicarnos una crema a base de este compuesto no va a eliminarlas de un día para otro.

firmeza

Aunque no consigamos eliminar de raíz las arrugas, notaremos una mejoría sobre las mismas, además de evitar que aparezcan nuevas, por lo que es un tratamiento muy interesante para las arrugas o líneas de expresión.

Además de mejorar el aspecto de nuestro rostro, también veremos unos cambios considerables en nuestro cuerpo en general, entre los que podemos mencionar unas uñas más fuertes y un pelo menos quebradizo, así como unas articulaciones más sanas.

En el caso de nuestra piel, estará más hidratada, nutrida y con un aspecto más sano, además de su acción preventiva.

¿Quién puede usarlo?

Dado que estamos ante un compuesto que ya forma parte de nuestro organismo y lo vamos perdiendo con el paso de los años, se podría afirmar que todas las personas pueden utilizarlo sin problema alguno, siempre dentro de unos límites lógicos.

Aunque todos puedan tomarlo, podríamos decir que las personas más “adecuadas” serían aquellas que ya están viendo la aparición de sus primeras líneas de expresión así como las personas que ya tengan arrugas y deseen reducirlas.

No obstante, gracias a las cremas con colágeno cualquier persona, tenga la edad que tenga, puede empezar a aplicarlo sobre su tez para mejorar su cutis y prevenir y retrasar la aparición de las arrugas el máximo tiempo posible.

¿Cómo puedo tomarlo?

La forma de tomar el colágeno dependerá de las indicaciones que de el vendedor en el bote de suplemento en cuestión, pero por regla general suelen ser unos dos comprimidos al día, uno por la mañana y otro por la noche.

En el caso de las cremas, sólo hay que seguir la rutina facial diaria ya sea matutina o nocturna, en ambos casos deberemos aplicar esta crema sin falta para poder ver algún resultado.

Eso sí, ten en cuenta un dato importante, ya sea ingerido o aplicado sobre la piel, el colágeno tarda en dar resultados visibles varias semanas, por lo que no desesperes durante el tratamiento y acabes tirando la toalla al no ver nada después de una semana.

Recuerda que para tratar nuestra piel, el colágeno es uno de los pilares base que debemos cuidar, por lo que si queremos ganar la cruzada con la pérdida de elasticidad o la aparición de arrugas, este es uno de los primeros puntos que debemos tratar.

Deja un comentario