Cómo reparar las puntas abiertas

Para la mayoría de las personas, el hecho de que las puntas estén abiertas o quemadas no tiene solución… es más, piensan que solo cortándolas es la mejor manera de sanearlas. Vamos a explicarte cómo reparar las puntas abiertas sin necesidad de recurrir a las tijeras.

Porque aunque parezca algo imposible, no lo es si sabes cómo hacerlo bien. Las puntas abiertas es algo que puede suceder en algún momento de tu vida… de hecho, es más habitual de lo que te puedas imaginar.

Pero si las tienes abiertas es normal que te hayas dado cuenta de que tu pelo está sin vida, poco saludable y que además, cada vez te resulta más complicado de peinar sin que se te rompa. Si no pones remedio, el pelo solo se te pondrá peor con el paso de los días.

Existen muchas formas de reparar las puntas abiertas y que vuelvan a estar cerradas y con un aspecto mucho más saludable. Si tienes las puntas abiertas parecerá que eres una persona descuidada y que no te cuidas… ¡no lo permitas!

Puedes arreglar ese desastre sin tener que pasar por las tijeras. Podrás volver a tener una melena maravillosa y con una apariencia mucho más saludable.

Por qué aparecen las puntas abiertas

Antes de continuar, es necesario que sepas por qué aparecen las puntas abiertas. Solo sabiendo sus causas podrás evitarlo y además buscar la solución que mejor se adapte a tus características o causas.

Para vencer al enemigo hay que conocerlo bien, y en este caso, tu enemigo son las puntas abiertas, pero no vamos a dejar que te venza. Vas a conocer las estrategias más adecuadas para volver a tener un cabello increíble.

Son algunas las causas principales que pueden provocar que tengas las puntas abiertas, toma nota:

  • Usar demasiado herramientas que aportan calor a tu pelo sin un protector adecuado puede hacer que se te reseque. Si haces esto habitualmente solo conseguirás que las hebras de tu pelo se dañen y se te rompan.
  • No usar productos nutritivos que ayuden a sellar las cutículas.
  • Mantener una mala alimentación que no te incluyan los nutrientes necesarios que te mantenga el cabello bien alimentado.
  • No beber suficiente agua.
  • Frotar demasiado el cabello al secarlo con toallas ásperas.
  • Peinar y desenredar sin cuidado, dando tirones.

Prevenir siempre es mejor que curar

Prevenir siempre es el mejor remedio para cuidar el cabello, por lo que si aún no tienes las puntas abiertas, es fundamental que sepas cómo prevenir y que no te ocurra. Son muchos los factores que pueden provocarlo, como por ejemplo:

  • Tintes
  • Decoloración
  • Inclemencias metereológicas
  • Cepillados agresivos

Es necesario tener todo esto en cuenta para no solo prevenir, si no también, para saber cómo reparar el daño de las puntas abiertas en tu cabello. Tenerlas solo hace que tu imagen empeore y que parezcas una persona descuidada… sin que necesariamente lo sea.

Para prevenir las puntas abiertas, deberás mantener una buena hidratación en el cabello. Piensa que tu cabello está expuesto a muchos factores que lo agreden continuamente y por eso, la hidratación es fundamental para mantener una buena salud capilar.

Cada vez que laves el cabello usa mascarillas capilares que no contengan ingredientes químicos, que sus componentes sean naturales, que no contenga amoníaco y que siempre, sus activos sean favorables para tu tipo de pelo.

Si te gusta teñirte el cabello, evita los tintes con químicos y opta por los naturales.

En los meses de calor, como en verano, aplica un extra de hidratación como un acondicionador que no necesite aclarado para mantener esa hidratación que tanto necesita. Otra opción es poyete gorras, sombreros o pañuelos para evitar que se te dañe el pelo.

Por otra parte, también deberías tener cuidado con el calor excesivo con herramientas de uso diario, como los secadores, plantas y otras herramientas, que lo debilitan y hacen que tu cabello se rompa y se te abran las puntas.

Cuando seques tu cabello no lo hagas frotando y no uses una toalla áspera. Es mejor que elimines el agua con una toalla delicada o una camiseta suave y enrollarlo en la cabeza para que la humedad sobrante desaparezca. Así no tendrás que usar el secador.

Bebe mucha agua y toma alimentos que te aporten nutrición, tu dieta también es importante.

Cuando peines tu cabello, evita los peines anchos. Lo ideal es que desenredes el cabello en la ducha, cuando tengas el acondicionador o la mascarilla puesta. Así no se te romperá el cabello. Siempre desenreda empezando por las puntas y subiendo hacia la raíz.

Cómo reparar las puntas abiertas

Si ya tienes la puntas abiertas, es normal que quieras saber cómo reparar el daño. Aunque además de lo que te comentemos a continuación, también será importante que sigas los pasos comentados anteriormente.

Es decir, que de manera paralela a la reparación, también tengas muy presente los puntos citados en la prevención. Así, evitarás que aunque se te reparen, no se te vuelvan a abrir en el futuro. De esta manera, no te encontrarás en el punto de inicio.

Si no quieres cortar el cabello pero quieres que se te cierren y volver a tener un cabello estupendo, entonces sigue los consejos que te vamos a dar para que se te sellen sin tener que gastar dinero en tratamientos capilares demasiado caros.

Lo puedes hacer desde casa siempre y cuando sepas cómo hacerlo correctamente o cuáles son los recursos a los que debes recurrir.

Remedios naturales

Existen ingredientes naturales que probablemente tengas en casa que te ayudarán a tener un cabello mucho más saludable y en buen estado. Además de nutrirlo e hidratarlo, también te ayudará a sellar las puntas y a mantenerlo saludable.

Algunos de estos ingredientes son:

  • El huevo. Es un gran hidratante y repara el cabello dañado. No hace falta que separes la yema de la clara. Usa todo el huevo, y mézclalo con una cucharada de agua. Cuando esté bien batido da pequeños masajes por el cuero cabelludo de la raíz a las puntas. Luego aclara con agua tibia y acaba con fría.
  • Aceite de almendras. El aceite de almendras también te ayudará a conseguir lo que deseas. Con una yema de huevo, bate con dos cucharadas de aceite de almendras. Aplica la sustancia en el cabello y deja que actúe durante 45 minutos. Después retira la sustancia con agua tibia y acabando con fría.
  • Miel. Te ayuda a nutrir y a sellar las puntas. Solo tienes que echar dos cucharadas de agua a 4 de miel y batir. Aplica solo en las puntas y deja que actué durante media hora . Luego retira con agua.

Estos remedios naturales no son tan efectivos como los que te vamos a comentar a continuación, deberás tener paciencia. Y por supuesto, aplicar los remedios una vez por semana o dos si lo tienes muy estropeado.

Lava el cabello correctamente

Cuando te laves el cabello, además de hacerlo correctamente y masajeado bien todo el cabello, es importante que apliques un champú y un acondicionador que esté enriquecido con ceramidas y aminoácidos.

Son compuestos que permiten que penetren los activos en el cabello y que así, las puntas se vayan regenerando desde dentro hacia afuera.

Lee más: Cómo hidratar el pelo

Sérums capilares

Los sérums capilares también son una opción estupenda que te darán buenos resultados y en poco tiempo. Solo tienes que escoger un sérum que esté pensando para este tipo de problemas y que se adapten a tus características capilares.

Estos productos tienen ingredientes muy concentrados, por eso son tan eficaces. Tienes que aplicarlo solo en las puntas y dejar que actúe según el fabricante. En la mayoría de casos no es necesario que se enjuague con agua para favorecer así una absorción y una efectividad mayor.

Existen muchos en el mercado, y lo que es fundamental, es que no te dejes llevar por el marketing que puede ser engañoso. Lo más importante es que contenga ingredientes de calidad y que no contenga químicos que puedan causarte daños de otro tipo.

Mascarillas capilares

Por último, pero no menos importante. También nos encontramos con la opción de escoger mascarillas para el pelo que tengan como objetivo la reparación de las puntas. Habitualmente solo tendrás que aplicarlo en la zona dañada.

También nutren e hidratan en profundidad, algo positivo porque de esta manera se consigue no solo reparar los daños, si no también evitar que vuelva a suceder en el futuro.

Tanto en el caso de los sérums como de las mascarillas capilares, tendrás que ser constante en su uso para obtener buenos resultados. Esto significa que tienes que aplicarlo una o dos veces por semana.

En los casos de cabellos más estropeados, podrás aplicar el producto hasta tres veces. Una vez que hayas recuperando la salud de tu pelo, entonces ya tendrás que pasar a una o dos veces semanales.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podrás tener un cabello muy hidratado, nutrido, suave, bonito y con las puntas bien selladas. Aunque recuerda que lo mejor es prevenir que ocurra con un buen cuidado regular.

Ahora que ya sabes cómo reparar las puntas abiertas, solo tienes que escoger la forma o formas que más te interesen y cuidar tu pelo para que se vea increíble siempre.

Maria Jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Remedios caseros para hidratar el pelo

vie May 14 , 2021
Cuando se tiene el cabello apagado y sin vida da la sensación de que eres una persona descuidada que no se preocupa por mantener un buen aspecto. Como no queremos que te pase eso, vamos a hablarte de algunos remedios caseros para hidratar el pelo. Son muchas las personas que […]