Cómo hacer una mascarilla casera para el pelo

Si quieres tener una mascarilla para el pelo que realmente sea adecuada para ti, es fundamental que hidrate muy bien. Si no quieres gastar tu dinero en comerciales, vamos a explicarte cómo hacer una mascarilla casera para el pelo.

Sabemos que no es fácil encontrar la más adecuada para ti, y quizá ya hayas probado más de una sin obtener los resultados que deseas… pero lo que importa sobre todo, es que seas consciente que los ingredientes siempre son la clave.

De hecho, muchas personas escogen hacer sus propias mascarillas para el pelo porque así saben al 100% cuáles son los ingredientes que contiene la sustancia que están poniéndose. Y lo que es mejor, si alguno de los ingredientes escogidos no va bien, se cambia por otro.

Hacer tu propia mascarilla para el pelo es más sencillo de lo que te puedas imaginar, pero recuerda que lo que es fundamental es que sea hidratante. ¿Por qué es esto tan importante? Porque tu cabello está expuesto a muchos factores agresivos y requiere un cuidado especial.

Es más, si piensas que tu cabello estará bien cuidado únicamente lavándolo con champú y aplicando el acondicionador, estás un poco lejos de la realidad. Porque si bien es cierto que estará limpio, no estará bien cuidado.

Tu cabello está expuesto al sol, quizá a tintes o decoloraciones, al frío y al calor, a herramientas de calor, a la contaminación… muchos agentes que pueden hacer que se deteriore y que se te vea apagado y sin vida.

También es posible que veas que tu cabello estás encrespado o más áspero de lo normal, y esto ocurre porque le falta la hidratación necesaria para tener un aspecto más saludable.

Mascarillas comerciales vs mascarillas caseras

En el mercado actual, cuando se compra una mascarilla capilar es fundamental que se sepa escoger correctamente, porque si no lo haces, podrías escoger un producto que promete mucho y que tienen un buen marketing pero que en realidad, es dañino.

Porque hay productos de este tipo que están cargados de químicos que te pueden hacer bastante daño tanto a corto como a largo plazo en tu cabello. Por eso, es fundamental saber bien qué productos se escogen en caso de querer comprar la comercial.

Por otra parte, también tenemos que decirte que hacer una mascarilla casera está muy bien porque sabes exactamente los ingredientes que tienen y sobre todo, que si alguno no te va bien lo puedes cambiar por otro.

Si optas por hacerla tú, debes ser consciente que los resultados no serán ni tan rápidos ni tampoco tan eficientes como en el caso de escoger una buena mascarilla comercial. Porque si bien es cierto que las hay con químicos, también las hay muy buenas.

Solo tienes que fijarte bien en sus ingredientes que éstos sean naturales, que no contenga parabenos, ni químicos ni irritantes y que apenas tenga conservantes. De esta manera sabrás que ese producto es adecuado para ti y además, que te ofrecerá buenos resultados en poco tiempo.

Pero si finalmente prefieres escoger una mascarilla para el pelo casera y quieres hacerla con tus propias manos, entonces sigue leyendo porque te va a gustar lo que te vamos a decir. Es más, vamos a escoger ingredientes que tengas en tu casa para que te sea mucho más fácil hacerla.

Así no tendrás que buscar ingredientes difíciles de encontrar y tan solo yendo a tu despensa tendrás todo lo que necesitas para hacer una mascarilla para el pelo casera.

Beneficios de la mascarilla para el pelo casera

Antes de nada, queremos explicarte cuáles son los beneficios que puedes tener en el caso de que quieras hacer tu propio producto capilar.

Si eres de las personas que cuida tu dermis y que tienes tus rutinas de limpieza y cuidado facial, no solo debes quedarte ahí, también es fundamental que te centres en el cuidado de tu melena. Siendo consciente de esto, serás capaz de cuidarla y tenerla radiante lo antes posible.

Recuerda que además de esto, del uso del champú y del acondicionador, también es importante que una o dos veces a la semana te eches sérum capilar desde la mitad de tu melena hacia las puntas.

Esto es fundamental porque este producto contiene ingredientes muy concentrados que penetran dentro del cabello y lo hidrata y repara desde el interior. Por eso, este producto es tan eficaz y no debería faltarte dentro de tu cuidado del cabello. ¡Es fundamental!

Y todo esto junto con la mascarilla, tendrás un cabello con mucho más brillo, vitalidad, fuerza, suave y con un aspecto envidiable. Además, será mucho más fácil desenredarlo, alguno necesario para evitar la rotura innecesaria del cabello.

Aspectos que debes tener en cuenta antes de ponerte manos a la obra

Antes de comenzar a hacer tu propio producto capilar, es necesario que tengas en cuenta algunos aspectos. Primero deberás tener muy presente cómo es tu pelo y los ingredientes que vas a utilizar.

Aunque también te advertimos, que los ingredientes que vamos a darte para la receta están pensados para que puedas usarlo con cualquier tipo de cabello. Así, la sustancia se adaptará a ti y no al revés.

Por supuesto, también debes tener en cuenta que no hay dos cabellos iguales aunque todos necesitan hidratación, solo en las cantidades necesarias. También es importante que tengas en cuenta cómo es tu cuero cabelludo.

Esto sí es importante porque puede que lo tengas más sensible o con algún problema. En este caso, antes de usar una mascarilla casera lo que resulta importante es que hables con tu médico o dermatólogo porque podrías necesitar un tratamiento específico.

Aunque en el caso de tener el cabello muy seco quizá te venga mejor el uso de aguacate, huevo, aceite de oliva… porque además de la hidratación te ayudará a reparar los daños que tienes a causa de las características capilares que presentas.

En el caso de tenerlo muy graso, lo mejor es usar ingredientes como el limón o la clara del huevo (sin la yema), porque permitirán que se elimine ese exceso de grasa que tienes.

Estos datos te los hemos dado para que adaptes las mascarillas que quieras hacer con estos ingredientes teniendo en cuenta las características de tu cabello.

Recetas de mascarillas para el pelo

Aunque como te hemos comentado más arriba, las recetas que te vamos a facilitar están pensadas para que las utilices ahora mismo si quieres, con ingredientes fáciles de conseguir. Aunque si lo prefieres, siempre puedes cambiar un ingrediente por otro.

Y ante la duda en caso de que tengas características especiales en tu cabello, recuerda que siempre será la decisión más inteligente hablar con tu médico o dermatólogo para que te diga qué opción sería la más acertada en tu caso en particular.

Yema de huevo, aceite de oliva y aguacate

En este caso solo necesitas los ingredientes mencionados, que probablemente tendrás en tu despensa. Para conseguirlo:

Usa dos yemas de huevo y ponlos en un cuenco. Añade dos cucharadas soperas de aceite de oliva y 2 trozos pequeños de aguacate. Bátelo todo y ya la tendrás lista para aplicarla en tu cabello.

Debes aplicar la mascarilla con el pelo húmedo pero no mojado o incluso con el pelo seco y dejarla actuar durante 30 minutos. Después enjuaga con abundante agua tibia y encontrarás resultados adecuados. Tendrás una melena que crece más rápido y bien hidratada.

Tomate, harina de maiz y aceite de argán

Tendrás una melena mucho más suave y con un aspecto saludable. El tomate te ayudará a exfoliar el cabello acabando con las células muertas y le dará ese brillo y vitalidad que tanto echas de menos. También te crecerá más rápido.

Para prepararla solo tienes que triturar un tomate grande, fresco y maduro (muy rojo y blando). Después añade dos cucharadas de harina de maíz y también dos cucharadas superadas de aceite de argán.

Remueve todo y aplícalo en tu cabello húmedo. Deja que actúe durante media hora y luego enjuaga con agua tibia y vuelve a lavar tu cabello como haces habitualmente.

Lee más: Las 5 mejores mascarillas para el pelo

Forma de empleo

Aunque te hemos dado estas dos recetas para que puedas comenzar a usarlas hoy mismo, también queremos decirte cómo se utilizan y que así, puedas sacar el máximo provecho de esta sustancia casera para tu cabello.

Tendrás que aplicar la sustancia una o dos veces por semana. Te aconsejamos que hagas la receta justo antes de aplicarte la mascarilla. Así podrás mantener las propiedades de la sustancia y que sea más efectiva.

Normalmente tienes que lavar tu pelo con el champú, aplicar el acondicionador y luego la mascarilla, aunque también puedes aplicar la mascarilla y después de la media hora, y enjuagar la sustancia, lavar tu cabello como aces habitualmente.

Una opción también es usar una mascarilla comercial y al mismo tiempo, e decir, de forma paralela usar una casera para tener aún más cuidado el cabello.

En el momento que estés dejando actuar la mascarilla puedes enrollarte la cabeza durante los 30 minutos con papel transparente de cocina o con una toalla suave. Así aún será más efectivo. Si cuando enjuagas con agua tibia acabas el enjuague con agua fría será mejor para cerrar la cutícula.

Ahora que ya conoces cómo hacer una mascarilla casera para el pelo y mucho más, solo tienes que ponerte manos a la obra para conseguir resultados lo antes posible.

Maria Jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Cómo hidratar el pelo

jue May 13 , 2021
Un cabello hidratado es un cabello bien cuidado, por eso es fundamental que al gira que hidratas tu organsimo o tu piel, también lo hagas con tu pelo. Por eso, vamos a hablarte y darte las mejores claves para que aprendas a cómo hidratar el pelo. Si no cuidas el […]