¿Sabes los tipos de celulitis que existen y cómo eliminarlos?

¿Sabes los tipos de celulitis que existen y cómo eliminarlos?

¿Sabías que existen diferentes tipos de celulitis? Esta afección de la piel es un problema que preocupa a una gran cantidad de mujeres. Dependiendo del grado en el que se encuentre resultará más o menos compleja de eliminar.

Lo ideal es evitar que aparezca, sin embargo, una vez que ha hecho acto de presencia en nuestro cuerpo podemos acudir a diferentes tratamientos y hábitos para combatirla. Aquí tienes las mejores cremas anticelulíticas que hemos probado.

En el mercado de la cosmética encontraremos una gran variedad de cremas y lociones que prometen garantizar los mejores resultados. Las marcas ofrecen diferentes soluciones con precios muy dispares, pero no todas logran proporcionarnos los mismos beneficios.

Para deshacernos de este problema lo primero que debes hacer es analizar qué tipo de celulitis presenta tu piel y en qué estado se encuentra. Por ello, en este artículo trataremos de explicarte cómo identificar las diferentes tipologías.

Además, te proporcionaremos varios consejos para que puedas hacerle frente y, de este modo, volverás a tener una piel lisa y uniforme.

Qué es la celulitis

Para tratar correctamente este problema, debes saber en qué consiste y por qué se origina.

Se trata de un tipo de grasa subcutánea que se acumula en ciertas zonas grasas del cuerpo. Normalmente, aparece en las caderas, muslos, glúteos y abdomen. Las mujeres suelen padecer más esta afección respecto a los hombres, aunque estos tampoco quedan exentos de ella.

Realmente, no se trata de un trastorno peligroso, pero sí resulta bastante antiestético, puesto que otorga un aspecto abultado a la parte afectada con una textura grumosa.

También recibe popularmente el nombre de “piel de naranja” debido a su parecido con la cáscara de esta fruta.

Ahora que ya sabes en qué consiste, veamos cuáles son las diferentes tipologías que puedes encontrar.

Tipos de celulitis

celulitis dura

En primer lugar, podemos diferenciar hasta 4 tipos de grados:

  • Grado 1: Cuando presionamos la piel y solo apreciamos una leve textura rugosa.
  • Grado 2: Al comprimir la zona, percibimos un aspecto abultado y poco uniforme.
  • Grado 3: La piel muestra una textura abultada cuando realizamos algunos movimientos sin necesidad de hacer presión sobre ella.
  • Grado 4: Su visibilidad es permanente. Este grado es el más complicado de tratar.

Por otro lado, existen 3 tipos según sus características:

  • Celulitis Blanda. Es la más común. Suele aparecer en mujeres a partir de los 35 años de edad. Presenta un aspecto blando y flácido que se nota especialmente al realizar ciertos movimientos como, por ejemplo, caminar o correr. No es dolorosa, pero puede generar sensación de pesadez en los muslos.
  • Celulitis Dura. En este caso afecta a mujeres deportistas. Aunque te parezca extraño, este perfil de personas también puede sufrir esta afección en la piel. La zona afectada se muestra dura y tersa, pero cuando la presionamos aparecen bultos y otras irregularidades.
  • Celulitis Edematosa. Esta celulitis es la menos frecuente. Se genera por sufrir exceso de peso o retención de líquido. Puede darse incluso en personas jóvenes a partir de 20 años. Se produce una hinchazón en la zona de las piernas.

Por último, este problema puede aparecer de forma generalizada en personas que tienen un peso superior al recomendado, o bien, de forma localizada en determinados puntos como muslos, glúteos y abdomen.

Por qué se produce

Existe una gran variedad de causas por las que esta alteración puede aparecer. A continuación, te mostramos las más comunes:

  • Factores genéticos. Es algo que no podemos evitar.
  • Dieta desequilibrada. Consumir alimentos grasientos y muy calóricos de forma habitual.
  • Desequilibrios hormonales.
  • Sufrir sobrepeso. Si tu grasa corporal es elevada, tienes más probabilidades de que aparezca este problema.
  • La deshidratación. La falta de agua y líquido produce grandes perjuicios en la dermis.

Cómo combatirla según el tipo

Los consejos anteriormente citados son de índole general, sin embargo, en este punto te proporcionamos una serie de recomendaciones para tratar específicamente cada tipo de celulitis.

  • Combatir la de tipo blanda. Se aconseja realizar ejercicio físico como caminar, bicicleta o correr, y algo de trabajo de tonificación. Por otro lado, debe aumentarse el consumo de alimentos ricos en proteínas y aplicar cremas anticelulíticas.
  • Combatir la de tipo dura. En este caso, debemos realizar un cambio en nuestra alimentación. Lo ideal es acudir a un nutricionista que nos asesore correctamente. También es recomendable realizar masajes por la zona o utilizar la técnica de las ventosas.
  • Combatir la de tipo edematosa. Para hacerla desaparecer, debemos dar masajes que mejoren la circulación con cremas específicas. Por otro lado, resulta favorable el cepillado en seco, el ejercicio sin impacto y, por supuesto, revisar nuestra dieta.

Consejos generales para eliminarla

Una vez que este trastorno aparece en nuestro cuerpo existen varios remedios y hábitos que pueden combatirlo o, al menos, disminuir su visibilidad.

Haz deporte

sentadillas anticelulitis

Recomendamos realizar ejercicio al menos 3 veces por semana. Puedes aprovechar para ir al trabajo en bicicleta o caminando. También debes trabajar la tonificación de la zona con ejercicios como sentadillas, zancadas y lanzamientos de pierna.

Dúchate con agua fría

Aplica agua fría por las partes afectadas al menos durante 5 minutos. Seguro que tras la ducha sentirás un gran alivio.

No utilices prendas de vestir demasiado ajustadas

Este tipo de ropa evita la liberación de toxinas en el cuerpo. Escoge prendas algo más sueltas y holgadas, especialmente en verano que es cuando sufrimos de mayor hinchazón.

No consumas bebidas alcohólicas

Las bebidas con alcohol disminuyen la oxigenación de los tejidos de la dermis. Apuesta por tomar zumos y smoothies naturales que no contengan un exceso de azúcar.

Toma infusiones

infusion

El té verde es un gran antioxidante. Por otro lado, el de canela logra acelerar el metabolismo.

Evita alimentos ricos en sal

La sal provoca la retención de líquidos, por lo que perjudica en gran medida este problema.

Bebe mucha agua

Se recomienda beber al menos 1,5 litros diarios para ayudar a eliminar las toxinas.

Toma varias piezas de frutas

La fruta puede considerarse como la golosina natural y saludable. Cuando te apetezca algo dulce, toma alguna pieza de fruta.

Las que son ricas en potasio, como el plátano, favorecen la circulación. Por otro lado, las fresas tienen un alto poder antioxidante.

La proteína será tu gran aliado

Los alimentos ricos en proteínas como las carnes y las legumbres hacen que la grasa se transforme en músculo.

Consume Omega 3

Esta sustancia tiene efecto antiinflamatorio y mejora la circulación. Puedes consumir Omega 3 a través de alimentos como el pescado azul, o bien, a través de suplementos.

¿Son efectivas las cremas?

cremas anticeluliticas

Una de las dudas más frecuentes que muchas mujeres se plantean es si realmente las cremas anticelulíticas son efectivas.

Evidentemente, no podemos dar una respuesta exacta a tal pregunta, puesto que dependerá de una gran variedad de factores: grado en el que se encuentre la afección, tipo de crema que se escoja, ingredientes que lleve, etc.

Por lo general, si seleccionamos un buen producto, obtendremos óptimos resultados. Los principales ingredientes que debe contener una loción de este tipo son:

  • Cafeína y L-Carnitina. Es un par de estimulantes que activan la lipólisis. El gel de Akento los contiene en su fórmula.
  • Extracto de castaño de indias y ruscus. Gracias a estas sustancias se produce una mejora de la circulación.
  • ¿Has oído hablar de la centella asiática? Es una planta natural que estimula la formación de colágeno, por lo que otorga un aspecto más liso y uniforme. También actúa como cicatrizador.
  • Por otro lado, se recomienda algas ricas en yodo como el fuscus, el retinol y la vitamina E.

No olvides que los cosméticos no son fórmulas mágicas que hacen cambiar nuestro estado de un momento a otro. Para percibir resultados es muy importante que seas constante y que tengas paciencia.

Apuesta siempre por una cosmética natural y respetuosa con la piel, ya que de lo contrario podrían generarse más perjuicios que beneficios. También puedes probar estos remedios caseros que ayudan a tratar la piel de naranja.

¿Recomendamos la liposucción?

La liposucción no elimina 100% este problema. Es más, en algunos casos puede llegar incluso a empeorarlo.

No somos partidarios de acudir a esta serie de tratamientos estéticos, ya que resultan muy agresivos para la salud de la dermis. La inyección de sustancias químicas y dañinas pueden llegar a producir infecciones y reacciones alérgicas.

Conclusión

Te recomendamos que no te obsesiones con la celulitis. Es cierto que otorga un aspecto bastante antiestético, pero con paciencia y constancia seguro que logras deshacerte de él.

Comienza a introducir buenos hábitos en tu vida y escoge productos de cosmética específicos que sean naturales y respetuosos, como el Somatoline Cosmetics o el de Shiseido. Recuerda que no hace falta que inviertas tu dinero en soluciones drásticas como tratamientos estéticos en los que se inyectan sustancias artificiales.

Ahora que ya sabes los tipos de celulitis que existen y cómo puedes hacer frente a cada uno de ellos, esperamos que logres combatir esta alteración para obtener un aspecto más liso y uniforme.

Deja un comentario